Nueva York.-El arte contemporáneo de América latina está generando un interés en Estados Unidos que supera lo folclórico, dijo Alejandro Zaia, director de la feria "Pinta" inaugurada el viernes en Nueva York.
"Está pasando algo, estamos en esa ola y vinimos a integrar eso que está pasando y a ponerlo todo junto", explicó Zaia en entrevista con AFP en el salón de la feria que reúne a 35 galerías de Estados Unidos y América latina.

Según el experto argentino, que dirige Pinta junto a Diego Costa Peuser y Mauro Herlitzka, la feria "logró traer y poner todos juntos a las mejores galerías de America Latina y Estados Unidos con arte latinoamericano".

"Tenemos las mejores galerías. Hay 20 galerías que no pudieron entrar por cuestiones de espacio", lamentó el 'marchand' argentino. De las 35 galerías presentes, 15 son de Estados Unidos y el resto de América latina.

"Estamos en una sintonía de que hay un arte latinoamericano que normalmente no se conocía que es el abstracto, conceptual, geométrico, que es diferente al estereotipo folclórico de arte latinoamericano". Las cerca de 500 obras presentadas hasta el próximo martes en la feria Pinta se venden entre 5.000 y medio millón de dólares. "Tienen una calidad a nivel mundial y desde el punto de vista del mercado están muy baratas", dijo.

"Lo importante es haber traído un evento de esta naturaleza, de esta calidad y de esta envergadura en esta ciudad. Hay artistas que han iniciado escuelas en el arte mundial, al mismo tiempo que artistas de Europa o Estados Unidos".

"Hay artistas modernos, de los 50 para acá, y artistas muy nuevos, jóvenes, con una estética que continúa a la de esos maestros de los 50 y 60, que hicieron un quiebre", explicó Zaia.

"El público latinoamericano los conoce perfectamente y los colecciona, pero en términos de mercado se venden cinco o diez veces menos que los europeos. El desafío es que el público norteamericano se dé cuenta de esa calidad y compre".

Pinta abrió sus puertas tras una exposición de arte abstracto latinoamericano "La geometría de la esperanza" que concluye el 8 de diciembre en la galería Grey de Universidad de Nueva York (NYU). "Esto es una feria que continua esa idea estética", explicó Zaia.

"Pinta pone un show de alta calidad ante el público neoyorquino, que es el más sofisticado y el más exigente del mundo junto con el de Londres.

Las grandes galerías quieren vender esas obras y estamos poniendo el arte al alcance de los coleccionistas de Estados Unidos".