Edgardo Valero
La producción de 17 editoriales universitarias del país pasa desapercibida por la comunidad estudiantil de Saltillo
La Feria Nacional del Libro Universitario comenzó por primera vez en Saltillo, y alumnos de la propia Universidad Autónoma de Coahuila afirmaron desconocer tal evento o no saber dónde está, esto último porque los organizadores cambiaron el lugar donde se llevaría a cabo.

El evento finalizará el 2 de septiembre y hasta el momento ha pasado sin pena ni gloria para gran parte de la población en general y sobre todo universitaria. Está ubicada en la Unidad de Seminarios Emilio J. Talamás, donde sólo existe una pequeña manta anunciando la Feria y que para la mayoría que tiene paso por ahí, pasa desapercibida.

En una Feria casi vacía, los visitantes expresaron que no tiene una vasta cantidad de libros, además de que los precios son altos. Los directivos de difusión cultural de la UAdeC habían anunciado que los libros llevarían hasta un 40 por ciento de descuento, y al preguntar sobre esto a los encargados de las ventas, dijeron que no había tales.

Al hacer un recorrido por la Unidad de Seminarios Emilio J. Talamás, los interesados se puedieron dar cuenta de que la primera Feria del Libro Universario en Coahuila carece de elementos que la pudieran hacer atractiva al público en general y sobre todo a los universitarios.

La poca difusión dada, el cambio a última hora del lugar donde se llevaría a cabo, la falta de libros de interés general y la falta de algunos eventos artísticos programados para las 12:00 y 18:00 horas durante los días de la Feria, hicieron que el público poco se interesara.