El mexicano Juan Manuel Márquez se proclamó campeón del peso ligero de la AMB y la Organización OMB al dar una cátedra en su forma de pelear a Juan Díaz para vencerlo en el noveno episodio por la vía del nocaut.
Houston.- El mexicano Juan Manuel Márquez se proclamó campeón del peso ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización (OMB) al dar una cátedra en su forma de pelear a Juan Díaz para vencerlo en el noveno episodio por la vía del nocaut.

Márquez controló todo el combate hasta que en el noveno episodio mandó dos veces a la lona a Díaz, y se apoderó de ambas coronas que estaban vacantes.

El mexicano mandó a la lona a Díaz por segunda vez en el noveno episodio a los 2:40 minutos de acción, para que este último ya no pudiera continuar la batalla.

En la función denominada "Supremacía" , que se celebro en el Toyota Center, de Houston (Texas) , Márquez bajó del cuadrilátero con los dos cinturones en su poder.

Márquez demostró resistencia porque soportó el fuerte castigo de Díaz, durante los primeros episodios, pero después, guiado por su entrenador Ignacio Beristáin, fue desarrollando su táctica de pelea para evitar tanto intercambio de golpes, y empezó a dominar las acciones sobre el cuadrilátero.

Su castigo metódico fue minando la fortaleza con que inició Díaz, hasta que en el noveno episodio, para coronar su actuación, lo derribó en dos ocasiones para hacerse de las coronas AMB y OMB de peso ligero.

Márquez dejó su registro en 50-4-1, con 37 nocáuts, mientras que Díaz vio caer su marca a 34-2, con 17 fueras de combate.

Para Márquez es su tercer título mundial en diferentes divisiones, después de haber ostentado los fajines pluma y superpluma.

El mexicano, en su anterior pelea, puso fuera de combate al cubano Joel Casamayor, en septiembre pasado.

De 35 años de edad y 16 dedicados al boxeo profesional, Márquez con su triunfo se coloca como uno de los mejores peleadores mexicanos de la actualidad.

Márquez está convencido de que ahora si va a tener la posibilidad de poder volverse a enfrentarse al imparable filipino Manny Pacquiao, verdugo mayor de los púgiles mexicanos.

El campeón mexicano ya se ha enfrentado dos veces al campeón filipino, pero quiere convencer a los preparadores de Pacquiao para lograr una tercera pelea entre ambos.

Márquez y Pacquiao empataron en el 2004 y el filipino ganó la revancha con una decisión reñida en Las Vegas en marzo del 2008.

"Quiero esa pelea, no lo he ocultado" , declaró Márquez. "Ahora vuelve a tener todos los argumentos para demostrarles que será una gran pelea" .

Márquez subió al peso ligero tras perder con Pacquiao y noquear al campeón cubano Casamayor el pasado 13 de septiembre, y lo propio hizo con Díaz, tres veces ex campeón ligero, para presionar más a Pacquiao, quien posee el título ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).