Agencias
México, D.F.- La Cámara de Diputados tendrá que erogar casi 2 millones de pesos para adquirir ahora los "códigos fuente" de un sistema dactilar, que adquirió hace unos meses para constatar la identidad de todos los trabajadores del recinto legislativo.
Sin estos códigos propiedad de la empresa "IDT en Sistemas de Información" no se podrán hacer cambios al sistema para corregir altas y bajas de trabajadores en San Lázaro; obtener el servicio con la empresa proveedora significaría pérdidas millonarias para el erario.

Inicialmente el costo de diez equipos de identificación dactilar fue de 392 mil pesos, pero la sorpresa fue que los códigos tenían un valor adicional: más de un millón 840 mil pesos, lo que ya fueron aprobados por el Comité de Administración del recinto legislativo.

Con este equipo se busca frenar el pago a "aviadores", como lo informó El Universal desde el pasado 26 de mayo. La Cámara de Diputados cuenta con 2 mil 911 trabajadores de base sindicalizados, y de confianza, con una nómina de 824 millones de pesos.

Según Lorena Martínez, oficial mayor del PRI e integrante del comité de Administración, desde la instrumentación del sistema, al menos 70 trabajadores han sido descubiertos como "aviadores".

Según consta en el acta del Comité de Administración de San Lázaro, se autorizó el pago de un millón 840 mil pesos por los códigos fuente, para que el área de Tecnologías de la Información de la Cámara baja esté en posibilidad de realizar las adecuaciones y el mantenimiento necesario al sistema.

Y es que mientras el sistema y las lectoras de mano costaron poco menos de 400 mil pesos, las adecuaciones, mantenimiento, corrección, actualización y modificación del sistema representaban un alto costo para la Cámara de Diputados, pues sólo por dos adecuaciones se generó una cuenta de 920 mil 200 pesos.

"Optamos por comprar los códigos fuente del sistema porque de otra forma nos iba a salir más caro", reconoció el presidente del Comité de Administración, el diputado Martín López (PAN).

En el Acta del Comité de Administración del pasado 25 de septiembre, los diputados federales aprobaron por medio de adjudicación directa, la adquisición del Código Fuente del Sistema de Administración de Personal y Remuneraciones (SAPYR), "por un monto de $ 1, 840,000.00 (un millón ochocientos cuarenta mil pesos) a la empresa IDT en Sistemas de Información S. A. de C. V.".

Lorena Martínez justificó el pago pues a la larga consideró que el costo sería mayor.

Los diez lectores biométricos de mano están instalados en ocho puntos de mayor afluencia en San Lázaro, y con igual número de impresoras emiten un "ticket" que confirma la asistencia.

Cada lector biométrico costó 29 mil 553.25 pesos, y cada impresora costó 9 mil 662 pesos. La tecnología se basa en la identificación de la geografía de la mano y permite identificar hasta 97 rasgos.