Los Angeles, EU.- La trama de la nueva película de Indiana Jones, que se estrena este domingo, muestra al intrépido arqueólogo a la búsqueda de una antigua calavera de cristal maya que supuestamente contiene secretos llegados a la Tierra desde el universo.
La cinta da nueva vida a una leyenda según la cual los mayas tenían 13 de estas calaveras, que exhibían poderes extraordinarios cuando se las alineaba juntas. Los seguidores de la New Age atribuyen poderes mágicos a esos cristales misteriosos.

Existen cientos de calaveras de cristal, pero 12 de las más perfectas se exhiben en instituciones como el Museo Británico. Sin embargo, los expertos afirman que se trata de falsificaciones hechas en el siglo XIX y no la obra de un milagro místico precolombino como pretenden sus defensores.

Hace 11 años, el Museo Británico reveló que la que tiene en su poder estaba manipulada con herramientas del siglo XIX, y la semana pasada el museo francés Quai Branly, donde se exhibe otra pieza, señaló que probablemente fue fabricada en un pueblo del sur de Alemania en la segunda mitad del XIX. El cuarzo del que está hecha es de los Alpes europeos y no de América Central.

Se cree que la leyenda fue producto de la imaginación del comerciante de antigüedades Eugene Boban, el arqueólogo oficial del emperador Maximiliano I de México. Boban vendió la calavera del Quai Branly a un rico coleccionista francés en 1875.

Boban afirmaba que las piezas habían sido halladas en México y que representaban a Mictlantecuhtli, el dios azteca de la muerte.

La más famosa es la "calavera maldita" de Mitchell Hedges, que según todos los indicios fue comprada por esta familia en una subasta de Sotheby's en 1943 por 400 libras. Sin embargo, la leyenda familiar atribuye su descubrimiento a Anna Mitchell-Hedges, de 17 años, cuando acompañó hacia 1920 a su padre explorador a la antigua ciudad maya de Lubaantún, en Belice, donde él buscaba las ruinas de la Atlántida.

Los Mitchell-Hedges afirmaron que la calavera tenía 3.600 años de antigüedad y que era usada por el sacerdote principal de los mayas en ritos, según el libro "Los misterios de las calaveras de cristal", de Josh Shapiro.

"Se dice que cuando quería ordenar la muerte con la calavera, la muerte llegaba invariablemente", cita el libro a Anna Mitchell- Hedges. "Era descrita como la encarnación de todo lo maligno". Nada mejor para el guión de Indiana Jones.