Penal de Máxima seguridad del Altiplano<br>Foto: El Universal
El Universal
Durante la sesión del pleno los comisionados del IFAI se enfrascaron en un fuerte debate sobre si los muertos tienen derechos
El pleno del Instituto Federal de Acceso ala Información Pública (IFAI) decidió reservar los nombres de 17 reosque murieron en el Penal de Máxima seguridad del Altiplano desde el año2000 y ordenó a la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSP), porprimera vez, entregar una versión pública sobre los expedientes médicosde los fallecidos.

Con esta resolución se sentó el precedente para que en los siguientescasos el IFAI falle conforme al criterio establecido, es decir, no daráa conocer los nombres de los reos que han muerto en los penales demáxima seguridad del país.

En el Altiplano se tienen registrados los homicidios de Miguel Angel Beltrán Lugo, El Ceja Güera, asesinado a tiros el 6 de octubre de 2004, y de Arturo El Pollo Guzmán Loera, el 31 de diciembre de ese año.

Durante la sesión del pleno los comisionados del IFAI se enfrascaron enun fuerte debate entre el derecho a la publicación de la información yel derecho a la privacidad.

La comisionada ponente María Marván pidió revocar la respuesta de laSSP, pues la dependencia alegó que los nombres de los reos eran datospersonales y estaban clasificados como "información confidencial", deigual manera clasificó los expedientes médicos.

Estableció que los fallecidos no tienen derecho a la protección de losdatos personales porque los derechos son para personas vivas.

"No hay bien jurídico que proteger al evitar entregar el nombre... enel análisis de los expedientes médicos si bien es cierto que elInstituto ha sido guardián de los mismos como datos confidenciales opersonales, en aras de buscar el interés público, de conocer qué tiposde servicios y atención médica se le da a la persona que está en lacárcel, por ello los expedientes deben darse a conocer", dijo Marván.

Los comisionados Jacqueline Peschard; María Elena Pérez-Jaén y SigridArzt manifestaron su rechazo, pues consideraron que si bien los muertosno tienen datos personales, los familiares de los fallecidos tienenderecho a la protección de la memoria de sus consanguíneos.

Peschard expresó que al dar los nombres de los prisioneros fallecidos,se vulneraría el derecho de sus familiares a la protección de "lamemoria de sus muertos".

La comisionada Sigrid Arzt pidió respetar y preserva el derecho de losfamiliares a la privacidad y solicitó no dar a conocer los expedientesmédicos porque por medio de éstos se puede identificar a los reosfallecidos.

Luego de más de hora y media de debate, con tres votos a favor, y dosvotos disidentes de Marván y el comisionado Angel Trinidad Zaldívar sedecidió reservar los nombres de las 17 personas fallecidas en el penalde máxima seguridad.


Con cuatro votos a favor, y el voto disiente de la comisionada Arzt, seordenó a la SSP entregar una versión pública sobre los expedientesmédicos.