Ciudad del Cabo, Sudáfrica.- La Federación de Fútbol de Inglaterra (FA) presentó una queja ante la FIFA después de que un furioso hincha de los "pross" consiguiera entrar al vestuario inglés tras el empate sin goles contra Argelia la noche del viernes.
Decepcionado por el mal partido de los "Three Lions", el aficionado encaró a David Beckham, que viajó al Mundial de Sudáfrica con la selección inglesa pese a estar lesionado, antes de ser detenido por el personal de seguridad.


El incidente tuvo lugar poco después de que los príncipes británicos William y Harry abandonaran el vestuario. La FA responsabizó directamente al máximo organismo del fútbol mundial por lo ocurrido.

"Estoy seguro que la FIFA aceptará su responsabilidad por ello y tenemos que estar seguros de que no volverá a pasar", dijo el responsable de comunicación de la federación inglesa, Adrian Bevington.

"No fue un error de nuestro personal de seguridad, ellos hicieron un trabajo excelente ahí donde estuvieron", agregó.