Giancarlo Abete subrayó que había que cambiar muchas cosas. Entre ellas, frenar la tendencia descendente de la competitividad del fútbol italiano.
Irene, Sudáfrica.- El presidente de la Federación Italiana de Fútbol Giancarlo Abete anunció que el próximo 1 de julio será presentado el nuevo seleccionador, Cesare Prandelli, para tomar las riendas del conjunto "azzurro", que salió malparado de Sudáfrica 2010, de donde fue eliminado en la primera ronda.

Abete, que asumió parte de la responsabilidad por el desencanto del equipo nacional, destacó que el fútbol italiano necesita una reconversión, un nuevo planteamiento desde la base. Y aludió al exceso de jugadores extranjeros en los equipos como uno de los aspectos que frenan la irrupción de buenos futbolistas en el país.

"Existe una enorme tristeza por el partido de ayer. Fue un duro golpe para la selección. Es la primera vez que el equipo nacional ha dejado a todos tan decepcionados. No hemos jugado bien. No hemos dado dos pases seguidos", indicó el presidente que, sin embargo, expresó "el agradecimiento al preparador Marcelo Lippi y a los jugadores por sus esfuerzos".

Abete anunció que "la próxima semana, el 1 de julio, será la presentación oficial de Prandelli. Hay que asumir la responsabilidad, de que es importante y de que detrás hay decenas de millones de aficionados", indicó.

"Prandelli no fue elegido por su carácter, sino por su calidad y la capacidad de trabajar con los jóvenes. Queremos tener con él un proyecto a largo plazo, con la mirada puesta en el próximo Mundial. Tiene, por eso, un contrato de cuatro años", indicó el presidente del fútbol italiano que rechazó que hubiera afectado en el equipo actual el hecho de saber ya el sustituto.

"No creo que esto haya afectado a los resultados. No creo. Se sabía que Lippi iba a dejar la selección desde hace tiempo", recordó Abete.

Giancarlo Abete subrayó que había que cambiar muchas cosas. Entre ellas, frenar la tendencia descendente de la competitividad del fútbol italiano. "Es algo estructural", dijo. "No es solo de relevo generacional. La selección sub'21 tienen complicado clasificarse para el próximo Europeo. Va más allá. En Italia hay muchos jugadores extranjeros. Y sobre todo de gran calidad".

"Lo único que se puede hacer es estimular la cantera. Convencer a los clubes de la importancia de la selección. Pero esto no se logra de la noche a la mañana", recordó.

El presidente del fútbol italiano asumió su responsabilidad. "Yo soy el presidente de la Federación. Me hago responsable. Lippi lo es en su parcela", concluyó.