El vicario episcopal de la ciudad de México, Jonás Guerrero Carmona, lamentó la falta de objetividad de la CDHDF al apoyar la iniciativa que permite el matrimonio de dos personas del mismo sexo.<br>Foto: Especial
Notimex
El vicario episcopal de la ciudad de México, Jonás Guerrero Carmona, lamentó la falta de objetividad de la CDHDF al apoyar la iniciativa que permite el matrimonio de dos personas del mismo sexo.
"Para nosotros como Iglesia Católica es muy claro el asunto, es sabido por todos cual es nuestra postura; matrimonio es realmente la unión de un hombre y una mujer abiertos a la vida y jamás alguien o algunos del mismo sexo podrán dar vida", sentenció.

Guerrero Carmona explicó que "jamás un hombre con un hombre ni una mujer con una mujer podrán dar hijos, por eso creo que ya era suficiente con las sociedades de convivencia y que se utilice la palabra matrimonio para lo que es realmente".

Al referirse al apoyo del presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, a la iniciativa que presentaron asambleístas el martes, lamentó que no hubiera objetividad al respecto.

Dijo que "lo mínimo que se le puede pedir a alguien que defiende los derechos humanos, verdaderamente humanos, es que sea objetivo, lo que no se ha cumplido".

Jonás Guerrero destacó que en el Distrito Federal existen muchos signos de muerte, entre los que se encuentra el aborto, pero también el desprecio a la vida y la posibilidad, actual, de que se legalice la eutanasia, tema en el que prevé que los legisladores locales sean objetivos.

Sin embargo, añadió que existen otros signos de muerte y excesos, como el narcomenudeo, donde "en todas las barriadas hay espacios libres para los que quieran abusar de nuestras miserias humanas".

El vicario episcopal hizo un llamado a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) para que oigan otra voces, en los temas de los matrimonios gay y la eutanasia.