Lausana, Suiza.- El mexicano Rubén Acosta anunció hoy que dejará la presidencia de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) tras 24 años en el cargo.
"Creo que ha llegado el momento adecuado. Quiero dedicar más tiempo a mi familia y a mis asuntos personales", dijo hoy Acosta, de 73 años, en Lausana.

"He decidido dejar mi puesto en un momento en el que la Federación está más fuerte que nunca", agregó el controvertido Acosta. El mexicano dejará su cargo en el próximo congreso de la FIVB, a mitad de junio en Dubai, dos años antes de que concluya su mandato.

Acosta, al que los críticos reprochan su etilo de dirigir autoritario, sorprendió incluso al propio comité ejecutivo de la FIVB. El mexicano debe defenderse en varios procesos en su contra por evasión fiscal y malversación. Además, el controvertido presidente fue criticado por su participación en la firma de contratos entre la Federación y los patrocinadores.

El lunes, Acosta había logrado que se aprobara un cambio en la regulación respecto a los jugadores extranjeros. A partir de la temporada 2010-2011 en un equipo sólo podrá haber sobre la cancha al mismo tiempo tres jugadores que no puedan ser elegidos para la selección del país del club. Muchas federaciones nacionales se habían mostrado en contra de la medida.

Según los estatutos de la FIVB, hasta que se celebren elecciones, el cargo de presidente pasará al vicepresidente actual, el chino Mei Jizhong.