Aracely Chantaka
Monterrey, N. L.- La literatura es el frente de liberación de una persona, afirmó en Monterrey el escritor Juan Villoro. Aseguró que la salud de una sociedad depende de ampliar su círculo de conocedores para que las ideas lleguen a sus más vastos sectores.
Durante el cierre del Encuentro del Pensamiento Mexicano, organizado en el marco del Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007, Villoro destacó que es importante expropiar el monopolio de ideas que están en manos de los intelectuales. Y dijo que esto se puede hacer a través de la lectura.

Indicó que la falta de lectura entre los mexicanos ha propiciado un equilibrio poco saludable tanto en la sociedad, como en la producción de ideas y su distribución y consumo.

Afirmó que una de las características básicas del pensamiento en México es que ocurre dentro de un campo considerado como especializado.

"Se piensa que este campo del pensamiento es un área de especialistas y creo que la salud de una sociedad depende de ampliar ese círculo de conocedores", remarcó durante su ponencia llamada "Un fracaso no se improvisa: el pensamiento mexicano".

Abundó que además en nuestra nación se encuentra amenazada la cultura de las letras, y destacó que ésta es sumamente importante porque es por donde circulan las ideas.

Dijo que las letras siempre han sido determinantes para entendernos a nosotros mismos.

"Todas las sociedades occidentales se han formado en torno a las constituciones, las tres principales religiones establecidas tienen libros sagrados", ejemplificó.

El autor de la novela "El Testigo" hizo hincapié en que México es un país de no lectores.
Dio cifras y apuntó que tan sólo el 6 por ciento de los mexicanos se informa a través de los medios impresos, mientras que tan sólo medio millón leen libros por gusto y el 94 por ciento de los municipios en el país carecen de librerías.

De esta manera expresó que el panorama no es nada halagador en la nación.

Refirió la necesidad de la aprobación de una ley del libro y la institucionalización de una red de bibliotecas para acercar el conocimiento a la mayoría de las personas.

Respecto al Internet especificó que tiene la virtud de que muchas personas pueden comunicarse a través de la palabra escrita.

"No nos ha deshumanizado (el Internet) es la verdad que nos permite un diálogo muy fluido, pero también ha debilitado muchas formas de expresión de la cultura de la letra", concluyó.

Educar para avanzar

Para mejorar a nuestro país los mexicanos tenemos que dejar de pensar "así es México y no va a cambiar", apuntó Denise Dresser.

la politóloga, quien también participó en el Encuentro del Pensamiento Mexicano, ofreció sus puntos de vista para cambiar para bien a nuestra nación y habló de tips tan sencillos como cambiar la mentalidad de ser un empleado para convertirse en un emprendedor.

Mencionó que en nuestra nación las cosas no andan bien porque ahí están otros países que han hecho más y mejor.

Por ejemplo, reveló cifras sobre el nivel de estudios alcanzados por las nuevas generaciones.

"El porcentaje de mexicanos entre 25 y 30 años con educación superior es del cinco por ciento, comparado con el 2 por ciento de las generaciones de hace 30 años", afirmó.

En cambio, en Corea del Sur el panorama comparado con México es muy diferente, esto quiere decir que ellos lo han hecho todavía mejor.

"(Allá) la proporción es del 26 por ciento, cuando hace 30 años era de un ocho por ciento", señaló Dresser, quien dictó la conferencia "Pensar al ciudadano".

La politóloga destacó que México nada más logrará el avance cuando su población de verdad esté educada.

"México sólo cambiará hasta que su gente esté educada y muy bien educada", sostuvo.