PAN: Acusan simulación en eventual reelección

Noticias
/ 15 septiembre 2021

CDMX.- Al cierre de registros ante la Comisión Organizadora Nacional de la Elección a la dirigencia nacional del CEN del PAN (Conecen), el único aspirante que alcanzó las firmas es el actual dirigente nacional, Marko Cortés, y al quedar como candidato único, prácticamente será reelecto en el cargo hasta noviembre de 2024.

Sin embargo, los otros dos aspirantes Adriana Dávila y Gerardo Priego no se registraron debido a que no alcanzaron el número mínimo de firmas requeridas para su candidatura (27 mil) y acusaron que este proceso interno es una simulación para beneficiar a un solo candidato con todos los recursos humanos, económicos y técnicos de la estructura nacional, estatal y municipal, como lo hacía el viejo PRI.

Dijeron que hay una manipulación del padrón de militantes a favor de Cortés Mendoza, y amenazas a funcionarios de quitarles sus empleos. Este 14 de septiembre venció el plazo que determinó la Conecen para registrar candidaturas a la líder nacional y solamente Cortés reunió 110 mil firmas para registrarse para la elección que será el próximo 24 de octubre para presidir el PAN de noviembre de 2021 a noviembre de 2024.

Con esto, a reserva de verificar las firmas, Cortés Mendoza será el líder panista que conduzca el proceso interno para elegir a su candidato presidencial para 2024. Al panista michoacano lo respaldaron con su firma los gobernadores de Yucatán, Mauricio Vila; de Chihuahua, Marú Campos; de Guanajuato, Diego Sinhúe Rodríguez; de Querétaro (electo), Mauricio Kuri; y saliente de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, así como alcaldes, diputados y senadores.

“Comisionados y amigos que me acompañan, muchísimas gracias por su atención... y literalmente hagamos todo por cuidar a México, por corregir el rumbo, por hacer que este país siga siendo de libertades, de democracia, donde se vale ser aspiracionista, donde se valga esforzarse para salir adelante y donde el PAN va a ser esa opción para corregir el rumbo”, dijo Cortés.

En contraparte, Adriana Dávila también acudió a la sede nacional panista la tarde de ayer y dijo que la democracia dejó de ser el objetivo principal de su partido. “No es democracia tampoco contar con un árbitro electoral interno que en lugar de garantizar un proceso equitativo, un piso parejo, para quienes aspiramos a dirigir el partido, ha preferido quedarse en la comodidad de la inercia que ha invadido al partido”.