Los Angeles, EU.- Un grupo cristiano de San Diego denominado "The Resistance" ha criticado el que el nuevo logotipo de la marca Starbucks incluya, a su modo de ver, a una mujer desnuda con las piernas "abiertas como una prostituta", según un comunicado de su fundador, Mark Dice.
"¿Hace falta añadir algo?", se pregunta Dice, quien lidera una organización que asegura tener más de 3.000 miembros en todo el mundo a los que anima a boicotear esta multinacional de cafetería.

Dice considera que la imagen posee un "extraordinario mal gusto" e ironiza sobre la situación con un juego de palabras al afirmar que la compañía debería llamarse "Slutbucks" ("slut" significa "prostituta" de forma despectiva).

La imagen del nuevo logo es bastante similar al original -con el que Starbucks inauguró su primera tienda en Pike Place (Seattle, EU), en 1971- excepto que el clásico color verde se ha reemplazado por otro más oscuro y que la mujer de la estampa ahora muestra sus encantos sin que se los tape el cabello.

"La mujer es en realidad una sirena, que en la mitología griega atraen a las personas con bellas canciones y luego las matan", afirma Dice.

La explicación para el diseño inicial del logo se fundamenta en el libro "Pour Your Heart into It: How Starbucks Built a Company One Cup at a Time", que fue escrito por el presidente de la compañía, Howard Schultz.

En él, se afirma que el creativo Terry Heckler repasó varios libros sobre viejos marineros hasta que dio con la idea de un logo basado en un grabado de madera del siglo XVI en el que aparecía una sirena de dos colas.

"Esa sirena, con influencia de (Peter Paul) Rubens y con el pecho descubierto, debía ser tan seductora como el propio café", escribió Schultz.