Notimex
México.- La alerta por el huracán Félix todavía no termina, pues las lluvias pueden afectar las zonas más vulnerables en Nicaragua, advirtió el portavoz para América Latina del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, Alejandro López Chicheri.
En un comunicado difundido por la oficina de la ONU en México, López Chicheri indicó que la situación es grave al oeste del país centroamericano, en especial en Puerto Cabezas, donde 13 mil personas están desplazadas.

Al anunciar que el Programa Mundial de Alimentos ya comenzó la distribución de ayuda humanitaria entre los damnificados de Honduras y Nicaragua, el funcionario advirtió que la mayor atención se centra en la población más pobre, asentada en laderas de montañas.

Explicó que la fuerza de Félix fue mucho menor a la de Mitch, que en 1998 causó la muerte de 11 mil personas en Centroamérica; sin embargo, la asistencia que presta la ONU está en marcha, para contrarrestar los daños por el huracán.

Respecto a Honduras, señaló que si bien el programa presta la ayuda humanitaria, la situación es menos grave, por lo que la principal atención se centra ahora en Nicaragua y su costa oeste.

Insistió en que todavía hay presencia de lluvias, de manera que los organismos de ayuda internacionales, en coordinación con las autoridades locales, están tomando las precauciones del caso.