Notimex
El Senado de la República pidió a la cancillería que solicite al gobierno de Estados Unidos reconsiderar su posición sobre la venta de armas de alto poder y que prohíba o restrinja su comercialización.
México.- De igual manera, la Cámara alta solicitó al presidente Felipe Calderón que en las aduanas de México se tomen las medidas necesarias para que no ingresen armas y precursores químicos usados por la delincuencia organizada.

Al hablar en favor del dictamen el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores para América del Norte, Luis Alberto Villarreal, dijo que casi 90 por ciento de las armas que utilizan los cárteles de la droga en México proceden de Estados Unidos.

Incluso aseguró, que un estudio efectuado por el gobierno de México señala que cada día ingresan al país dos mil armas procedentes de Estados Unidos.

Por ello, y con respeto a la soberanía de Estados Unidos, se pide a su gobierno aplicar medidas que eviten la venta de armas a naciones en donde está prohibido su uso, como es el caso de México.

Villarreal García estableció que necesario impedir que los delincuentes utilicen y abusen de los derechos que esa nación otorga a sus ciudadanos para poseer y portar armas.

Expuso que se espera que en la reunión que este jueves sostendrán el presidente Calderón y el mandatario estadunidense Barack Obama se llegue a acuerdos concretos para combatir de manera conjunta el tráfico de armas y de drogas.

A su vez, el vicecoordinador de los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Silvano Aureoles, indicó que si bien Estados Unidos produce las armas el problemas es cómo ingresan a México, lo que significa que "hay un problema de fondo en nuestras aduanas".

Finalmente, la propuesta fue aprobada de manera unánime por las bancadas del a Cámara alta y fue enviada al presidente del República.