Notimex
Miami Beach.- En un hecho histórico, Matti Herrera Bower, una cubana de 68 años, quien llegó a esta ciudad estadunidense a comienzos de la década de los años 50, se convirtió en la primera hispana en lograr la alcaldía de Miami Beach, Florida.
En esta zona turística, de casi 90 mil residentes dominado por tradición por la comunidad judía, Herrera Bower también se convirtió en la primera mujer alcaldesa de Miami Beach, tras lograr la noche del martes la mayoría en las elecciones municipales.

Los resultados oficiales establecen este miércoles que Herrera Bower logró 53.96 por ciento de los votos (cuatro mil 972) para vencer en una segunda vuelta al también hispano de origen cubano Simón Cruz, quien obtuvo 46.04 por ciento (cuatro mil 243).

Herrera Bower se destacó durante los ocho años que fue comisionada de la ciudad por defender la calidad de vida de los residentes, velando por un control del desarrollo inmobiliario y por mejorar la infraestructura del municipio.

Antes de ingresar en la política, fungió como una activista de Miami Beach, colaborando a impulsar el Distrito Art Decó, así como en asuntos educativos y de salud pública.

También fue pionera del movimiento que abogó por la participación de hispanos en el gobierno municipal.

La presencia hispana en Miami Beach comenzó a cobrar visibilidad en la década de los años 80, debido a los cubanos que arribaron por el puente marítimo del Mariel, así como las sucesivas llegadas de otros grupos latinoamericanos.

Pero esa presencia comenzó a madurar en 1993, cuando activistas latinos demandaron por discriminación, sin éxito, al gobierno municipal por la ausencia de representación hispana en el ayuntamiento.

En 1990, la Oficina del Censo reveló que los hispanos constituían la mayoría en Miami Beach y en la actualidad conforman el 39 por ciento del electorado.

'Esta noche es un momento especial para la política local por el hecho de ser mujer y latina. Todo eso lo hace doblemente significativo. Ha costado mucho trabajo', dijo Herrera Bower en sus primeras declaraciones a la prensa local.

Herrera Bower reemplazará al alcalde judío David Dermer, quien fungió por tres períodos en el cargo, pero decidió no ir a reelección.

Miami Beach presenta algunos desafíos a Herrera Bower, entre ellos, el de la erosión de las playas, de gran interés para los residentes como para los turistas y un alza en el índice del crimen.