Notimex
Situaciones como las que atraviesa España han llevado aparejado un aumento de la inseguridad ciudadana
Madrid.- Las Fuerzas de Seguridad españolas prevén un 'notable' aumento de la delincuencia a partir del segundo semestre de este año, cuando las consecuencias sociales de la crisis económica sean aún más visibles, destacó hoy el diario ABC.

'Se trataría, en buena medida, de un crecimiento de la pequeña delincuencia, robos con fuerza e intimidación, hurtos y estafas, ya que la criminalidad organizada actúa en forma independiente de estos factores', agregó.

Sin que en ningún caso se pueda dar por buena la absurda ecuación de que un desempleado es un delincuente en potencia, no deja de ser cierto también que situaciones como las que atraviesa España han llevado aparejado un aumento de la inseguridad ciudadana, apuntó.

ABC recalcó que a partir de junio, muchas de las personas que se han quedado en paro a finales de 2008 y principios de 2009 dejarán de percibir el subsidio de desempleo.

'Desde ese momento, según el análisis de los expertos, el riesgo de los afectados en caer en la marginación aumentará de forma exponencial, de manera especial entre el colectivo de inmigrantes, los menos protegidos por las redes sociales', añadió.

'Esa marginalidad es el caldo de cultivo perfecto para la delincuencia', sostuvo.

En los primeros meses de este año se ha comenzado a detectar una tendencia de aumento de la delincuencia, según altos mandos policiales y de la Guardia Civil consultados.

Se trata, como ya se esperaba, de aumentos que afectan sobre todo a hurtos, robos en automóviles y estafas, entre otros.

No tanto a la actuación de bandas o delincuentes habituales, que se mantienen en estos meses estables e incluso en algunas zonas, como Madrid, con cierta tendencia a la baja, en buena medida por la eficacia de las Fuerzas de Seguridad, anotó.

Resaltó que en este sentido, es curioso destacar la caída en picada de los robos en las obras, consecuencia de la crisis económica, ya que apenas hay nueva construcción.

'Esta modalidad delictiva, protagonizada por bandas, afectaba en especial a las comunidades autónomas con gran desarrollo urbanístico', en donde también han bajado los robos de cable por la caída del precio del cobre, apuntó.