Francisco Sandoval Alarcón (@Mrterremoto) /Animal Político
La película en DVD de Presunto Culpable debe ser sacada del mercado, mientras la SEGOB fija una postura sobre las supuestas violaciones cometidas contra Víctor Daniel Reyes, quien asegura que nunca dio su consentimiento para salir en el documental
México.- Una juez federal ordenó que se deje de distribuir y comercializar en DVD la película Presunto Culpable, mientras aguardan por el pronunciamiento de la Dirección General de Radio Televisión y Cinematografía (DGRTC) de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) que tendrá que analizar si el documental violenta o no el derecho a la privacidad de Víctor Daniel Reyes, quien a través de una demanda aseguró que él nunca autorizó a los directores para que su imagen fuera utilizada en el filme.

En la resolución de 116 cuartillas, la juez Blanca Lobo Domínguez -la misma que durante la primera semana de marzo de 2011 pidió la suspensión provisional del documental en cines, luego de que Reyes se inconformase-, concluyó en su resolución que sí existen elementos para presuponer que al expedir las autorizaciones correspondientes para la exhibición y comercialización del documental, la DGRTC "no vigiló" el cumplimiento de las disposiciones legales consistentes en respetar "la vida privada" del quejoso, de ahí que estimara "procedente" concederle el amparo.

Lobo no habla de tiempos específicos para sacar del mercado la película en DVD, sólo menciona que la DGRTC "deberá inmediatamente tomar las medidas necesarias a efecto de garantizar el derecho al quejoso".

Además, ordena al Instituto Nacional del Derecho de Autor suspender las inscripciones de la película en su registro, hasta en tanto la SEGOB "determine lo conducente en cuanto al respeto del derecho a la vida privada" del inconforme, en este caso el testigo que acusa al protagonista del filme, Antonio Zuñiga, de haber asesinado a su primo.

Para conocer los tiempos que tienen para retirar del mercado la película y las acciones legales que piensan implementar luego de la decisión de la juez, Animal Político buscó entrevistarse con funcionarios de la DGRTC y con los representantes de la empresa Videomax -distribuidora del filme-. Hasta el cierre de la edición no habían respondido a las invitaciones lanzadas por este medio.

Se me exhibe como un acusador. coaccionado: Reyes

Entre los argumentos que presentó Víctor Daniel Reyes para solicitar el amparo a la juez Lobo, destaca que la exhibición del documental y la propaganda que recibió, le han causado "múltiples violaciones" a su persona, al punto de dañar su imagen ante la sociedad. "Se me exhibe como un acusador supuestamente coaccionado y temeroso, situación que es a todas luces editada en dicho film".

Aparte, comenta que se han violado sus derechos de audiencia y legalidad, pues las autoridades responsables -DGRTC- omitieron constatar si había dado su consentimiento para utilización de su imagen.

Reyes también señala que con la exhibición pública de su persona y la desacreditación que se le atribuye, Antonio Zuñiga y sus abogados "le imponen una pena infamante de hecho, haciéndose de esa manera justicia por sus propias manos".

Otra supuesta ilegalidad cometida en su contra, es la vulnerabilidad que ha sufrido a su derecho de tránsito. Narra que constantemente es "objeto de vejaciones, humillaciones, (y) burlas. por personas que no conoce y que lo ofenden en la calle".

Todo eso ha provocado "que viva con gran inseguridad", en virtud que ha recibido "amenazas por parte de la gente que me ha llegado a reconocer en la calle y que no sé si tengan o no relación con el ahora absuelto José Antonio Zuñiga", indica Reyes en la demanda de amparo que le fue concedida.

Por lo pronto, la pelota sobre las supuestas violaciones cometidas contra Reyes se encuentra en la cancha de la DGRTC, instancia que de encontrar que sí hubo faltas y omisiones podría ordenar que el filme no se vuelva a comercializar como actualmente se encuentra o, en caso contrario, que el documental regrese al mercado para su venta y distribución.


Por: Francisco Sandoval Alarcón (@Mrterremoto) /Animal Político