Notimex
Con el 16.82% sólo se ubica por encima de Chiapas y Oaxaca, en cuanto al número de créditos programados para este año, se ubicó en el tercer sitio, con 46 mil 205, por debajo de Nuevo León y Edomex
El Distrito Federal (DF) registra un avance de 16.82% en la meta de otorgamiento de créditos del Infonavit para 2008, con lo que ocupa el antepenúltimo lugar en el país en este rubro, sólo por arriba de Chiapas y Oaxaca.

Por el contrario, en cuanto al número de créditos programados para este año, el Distrito Federal se ubicó en el tercer sitio, con 46 mil 205, por debajo de Nuevo León con 53 mil 030 y el Estado de México con poco más de 50 mil financiamientos.

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) informó que al 4 de mayo pasado formalizó siete mil 770 créditos de derechohabientes en la Ciudad de México, lo que representa un avance de 16.82% respecto a los 46 mil 205 préstamos programados para todo el año.

Junto con los créditos autorizados para esa fecha, que suman dos mil 491, el total asciende a 10 mil 261 apoyos, lo que significa una cobertura de 22.21% respecto a la meta de 2008, de acuerdo con el organismo.

A nivel de municipios, el Distrito Federal considera además de las 16 delegaciones de la entidad, a más de 50 ayuntamientos del Estadosde México, siendo Almoloya de Juárez, San Antonio la Isla y Tecamac donde se ejerce el mayor número de préstamos.

El director general del Infonavit, Víctor Manuel Borrás Setién, reconoció que un 70% de los créditos que corresponden al Distrito Federal se ejercen en otras entidades, incluso en destinos de playa como Acapulco, pero principalmente en el Estado de México.

Lo anterior, explicó, debido a la falta de oferta de vivienda a precios accesibles para los derechohabientes del Infonavit en la capital del país, por lo cual desde hace unos meses el organismo federal trabaja con las autoridades capitalinas, a fin de reducir dicho porcentaje.

No obstante, Borrás Setién afirmó que los resultados de las acciones conjuntas se verán reflejados hasta el siguiente año, cuando se espera que disminuya a 50 por ciento de los créditos correspondientes de la entidad.