Universal
La obesidad sigue creciendo a tasas importantes en México, reconoció Agustín Lara Esqueda, director del Programa del Adulto y del Anciano de la Secretaría de Salud, quien dijo que las intervenciones en salud para frenar esta epidemia tendrán su mejor efecto hasta el 2015.
México, D.F.- "Necesitamos desacelerar el ritmo al cual está creciendo", expuso el funcionario quien dijo que la obesidad aquejaba a 21% de la población en 1993; a 24% en 2000 y a 30% en 2006. Sin embargo, alertó que el problema principal es que está afectando a los niños.

El funcionario atestiguó la campaña "México está Tomando Medidas", que puso en marcha el hospital Médica Sur, la cual contempla acciones de salud preventiva para evitar enfermedades y mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

Lara Esqueda dijo que hay medidas a corto plazo como mejorar el control de los diabéticos y de los hipertensos, "pero cuando nosotros decimos que queremos que vivan más años, el impacto lo veremos en mediano plazo".

-¿Hay oídos sordos por parte de la población acerca de las enfermedades que puede ocasionar el sobrepeso y obesidad?-

"Tenemos que ser constantes e invertir más en las campañas de prevención, porque la industria del refresco ha invertido un mundo de dinero en comunicación para que la gente conozca sus marcas".

Adelantó que autoridades de salud trabajan para que todos los alimentos tengan etiquetados con leyendas que informen sobre las dosis exactas de sus productos.

La obesidad abdominal es una enfermedad que propicia efectos negativos en la salud y se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa, especialmente dentro del abdomen.

Investigaciones mexicanas han señalado que la circunferencia abdominal, mayor a 90 centímetros en hombres y 80 centímetros en mujeres, es un indicador que predice riesgo para desarrollar infarto del corazón y embolia cerebral, entre otras enfermedades.