El Universal
Fernando Gómez Mont, titular de la Secretaría, rechaza que la violencia sea un fenómeno nuevo, pues 'ya estaba desde hace muchos años'
Ciudad de México.- El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Fernado Gómez Mont, afirmó que la violencia promovida por el crimen organizado se ha expandido en el país por las omisiones de gobiernos anteriores, incluido el sexenio de Vicente Fox, por lo que la administración actual ha sumado al Ejército para contenerla y reprimirla.

"Evidentemente hubo omisiones en el pasado incluido, evidentemente, con Vicente Fox, por lo que ésta es una tarea que nos debe comprometer a todos", admitió el funcionario

-¿Esto implica sanciones penales, administrativas o sólo políticas?, se le preguntó durante el Foro de Seguridad y su Impacto en el Comercio Fronterizo, organizado el Border Trade Alliance.

-Hasta donde yo entiendo la política va poniendo a todos en su lugar, miren, del pasado tomemos lo que necesitamos para aprender, no nos quedemos anclados en eso, tenemos que reformularnos y todos tenemos que entrarle, aseveró.


Gómez Mont reconoció que la expansión de la delincuencia ha traído un mayor incentivo para corromper a las fuerzas de seguridad al interior del país, por lo que la intervención de las fuerzas armadas ha permitido otorgar un margen de maniobra en la aplicación de la ley por parte de gobiernos estatales y municipales.

"Para garantizar su operación, ahora los cárteles no sólo pretenden controlar una ruta de distribución, sino amplios espacios geográficos donde garantizar el consumo".

"Derivado de ello, las organizaciones delincuenciales ahora se encuentran en una franca guerra por los consumidores, independientemente de la acción del Estado por combatirlos", añadió.

El titular de la Segob subrayó que el gobierno del presidente Felipe Calderón ha enfrentado con transparencia, responsabilidad y realismo los problemas, ya que no ha minimizado la gravedad de los hechos, como las bajas de autoridades y expansión del narcotráfico, cuando se justifica.

"No usamos el temor como herramienta de convencimiento, atendemos con la cara en alto y con la debida oportunidad los problemas que se presentan y los errores que se cometen".

Esta mañana, durante la ceremonia con motivo del día de la Bandera en el Zócalo capitalino en medio de estrictas medidas de seguridad que abarcaron un radio de varios cientos de metros, el presidente, Felipe Calderón, afirmó que la República y su gobierno han tomado la determinación de poner punto final a las acciones criminales en los lugares en donde se han implantado en la vida nacional al amparo de la impunidad y la complicidad