Notimex
Durante junio pasado las ventas de vehículos nuevos en el país cayeron 31.3 por ciento; la producción decreció 48.1 por ciento y la exportación descendió 44.6 por ciento.
México.- De acuerdo con los reportes de las asociaciones Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), al primer semestre del año el retroceso en ventas internas es de 30.7 por ciento; en producción en 42.9 por ciento y 42.1 por ciento en exportaciones.

En conferencia de prensa, los presidentes de AMIA, Eduardo Solís y AMDA, José Gómez Báez, adelantaron que mientras no exista un programa interno de incentivos para la compra de vehículos se prevén caídas entre 25 y 30 por ciento en ventas, producción y exportación de unidades hacia finales del presente año.

Por lo tanto, estimaron que en lo que resta de 2009 continuará la contracción en la industria, aunque Eduardo Solís advirtió que en materia de producción y exportación la previsión se revertiría en caso de que funcione el programa de renovación vehicular en Estados Unidos previsto para chatarrizar 400 mil unidades.

Los representantes de la industria recordaron que el Fondo Monetario Internacional espera una caída de 1.4 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) mundial; de 2.6 por ciento en el PIB de América Latina; así como una contracción de 7.3 por ciento en la economía mexicana y 2.6 por ciento en Estados Unidos.

"En este ambiente recesivo se enmarca la difícil situación por la que atraviesa la industria automotriz en México y en el mundo" y en el caso de nuestro país las expectativas negativas del consumidor continúan afectando las decisiones de compra, principalmente de bienes durables.

De acuerdo con el reporte de la AMDA, en materia de ventas, en junio todos los segmentos registraron una tendencia negativa, respecto a igual periodo de 2008, en donde la mayor caída fue de 71.8 por ciento para camiones pesados.

El resto de los segmentos cerraron con una desaceleración pronunciada, donde los subcompactos descendieron 32.2 por ciento con siete mil 862 autos menos; los compactos cayeron 31 por ciento con cinco mil 951 unidades menos; los de lujo disminuyeron 21.4 por ciento con 731 unidades menos y usos múltiples con 36.4 por ciento, es decir seis mil 028 vehículos.

Contrariamente al comportamiento del sector, el segmento de autos deportivos registró un crecimiento de 49.6 por ciento, con la facturación de 670 unidades es decir, 222 vehículos más que en el mismo lapso del año pasado.

En materia de producción nacional el volumen de fabricación en junio de 2009 fue de 101 mil 991 unidades, es decir, 478.1 por ciento menos que igual mes del año anterior, para registrar un acumulado de 602 mil 374 vehículos ligeros, equivalentes a 42.9 por ciento menos que en 2008.

La exportación de vehículos mexicanos, informó la AMIA, fue de 484 mil 684 vehículos en el primer semestre, lo que representó un decremento de 42.1 por ciento respecto a igual periodo del año anterior.

Sólo la exportación a Estados Unidos en el primer semestre fue 42.3 por ciento menos, con un participación de 71.6 por ciento en el total exportado; en tanto que a Europa la caída fue de 51.4 por ciento, con 14.1 por ciento de participación.