Unviersal
San Luis.- La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal presentó ayer en esta capital al presidente Felipe Calderón el nuevo modelo institucional de policía basado en la profesionalización por especialidades de los agentes, controles de confianza y vinculación con la ciudadanía.
El modelo presentado por el titular de la SSP, Genaro García Luna, incluye una nueva imagen de la Policía Federal; desde ayer utiliza el blanco y azul en cualquier combinación en vehículos aéreos, marítimos y terrestres, y azul, blanco, negro y gris en uniformes del personal.

En la ceremonia donde se graduó la primera generación de agentes de la Policía Federal formados en el nuevo modelo, se inauguró la Academia Superior de Seguridad Pública, que sustituye al antiguo Instituto de Formación Policial de la Policía Federal Preventiva (PFP).

México impulsa una ofensiva de Estado en el combate al crimen, en la que no se dará marcha atrás, aseguró García Luna, quien reconoció que, por décadas "se administró el problema del rezago y la corrupción en la policía como si se tratara de una enfermedad terminal, sin posibilidades de sanación".

Esa actitud, dijo, representó una oportunidad para criminales dentro y fuera de las instituciones, que ahora se puede cambiar.

"En toda la República Mexicana estamos en lucha frontal contra la delincuencia y el crimen organizado. El plan incluye etapas de corto, mediano y largo plazos", dijo el funcionario, al precisar que este trabajo se desarrolla en dos vertientes.

En la primera, destacó, se ejecuta la estrategia de combate a la estructura criminal mediante unidades modelo de inteligencia policial, con investigación de campo y gabinete, instalación de puntos de revisión y operaciones sobre objetivos específicos, además de combatir la corrupción interna en dos áreas.

"La primera, con la detención de aquellos policías que han traicionado la confianza de la comunidad, y segunda, con la prevención de conductas irregulares acotando los márgenes de maniobra discrecionales en la función policial", explicó.

En la vertiente estructural, detalló que consiste en transformar a instituciones responsables de la seguridad pública; eso implica la evolución del modelo de combate al delito por uno que atienda a la realidad.

En este contexto, se reestructuró el Instituto de Formación Policial, ahora convertido en academia, que ofrecerá a los aspirantes a ingresar a la corporación las especialidades de Policía Federal con Perfil de Investigación (para egresados universitarios), Técnico Superior Universitario (con estudios de bachillerato) y la especialidad en Alta Dirección, para mandos de policía de todo el país.

Ayer se graduaron 591 agentes de la primera especialidad; de la segunda egresaron 536. La tercera inició con mil mandos de los tres niveles de gobierno, incluidos la mayoría de los jefes policiacos de PFP y de la Agencia Federal de Investigación (AFI) relevados de sus cargos en junio.

La academia está conectada a Plataforma México, sistema que permitirá intercambiar información en tiempo real a dependencias de seguridad pública y procuración de justicia de los tres niveles de gobierno.