Mejía Palmer/El Universal
La decisión, respaldada por los tribunales, de T-Mobile de vender un iPhone desbloqueado en Alemania, aunque quizá sólo temporalmente, representa otro revés para lo que está resultando ser un complicado lanzamiento para Apple en Europa.
La unidad de telefonía móvil de Deutsche Telekom fue obligada a suspender la política de venta exclusiva que Apple impuso sobre los operadores para la venta de su promocionado teléfono en los mercados nacionales, luego del desafío legal presentado por su rival Vodafone. La unidad alemana del operador británico afirmó que restringir el uso del iPhone a la red de T-Mobile quebranta las leyes de competencia alemanas.

Vodafone obtuvo una prohibición temporal y se estima que las compañías llegarán a un acuerdo más detallado en la corte en las próximas dos semanas. T-Mobile aseguró sentirse confiado de que su acuerdo original con Apple se sostendrá en la corte.

Entretanto, T-Mobile fijó el precio del teléfono desbloqueado (que podrá funcionar en cualquier red) en 990 euros (mil 480 dólares), en un aparente intento por alejar a la mayor parte de los posibles compradores.

El problema en Alemania surgió luego de que se aplazara el lanzamiento del iPhone en Francia, donde las leyes de protección al consumidor igualmente impiden el bloqueo del iPhone para su uso con un único operador de telefonía móvil, en este caso Orange, que ganó el contrato exclusivo con Apple en Francia.

Trascendió que Apple originalmente había planeado un lanzamiento simultáneo en los tres principales mercados de Europa: Reino Unido, Alemania y Francia, pero el lanzamiento francés fue pospuesto para el 29 de noviembre, casi tres semanas después que los otros dos países, en tanto se resuelven los detalles.

Asimismo, se estima que Orange ofrezca un iPhone desbloqueado por 999 euros aproximadamente.

La disputa legal pone de manifiesto algunos de los retos que enfrenta Apple para entrar en el altamente competitivo mercado de la telefonía móvil.

"Este es un ejemplo de la complejidad de vender teléfonos móviles en comparación con vender bienes de consumo para el mercado masivo. Es posible que Apple haya subestimado la complejidad de vender teléfonos en Europa", comentó Ben Wood, analista en CCS Insight.

Sin embargo, algunos analistas se mostraron escépticos sobre la posibilidad de que ser obligados a vender teléfonos desbloqueados tenga un impacto duradero sobre Apple o sobre los operadores de telefonía móvil.

Los operadores lucharon ferozmente entre sí para asegurarse contratos exclusivos del iPhone, que es considerado un poderoso imán para atraer clientes nuevos.

Entonces, perder la exclusividad provocará cierta decepción, y es probable que T-Mobile, Orange y Apple pierdan parte de las ganancias que se esperaban de los contratos de participación de ingresos impuestos por Apple. También es probable que se genere cierta reducción en las ventas.

"Es una acción calculada por Vodafone para alterar las ventas en un momento crítico del ciclo de ventas. Gracias al lanzamiento en Estados Unidos sabemos que las primeras seis semanas fueron cruciales para impulsar los volúmenes, y esto está creando un pequeño caos justo en ese momento", señaló Wood.

Sin embargo, el alto precio de un teléfono desbloqueado, 999 euros, en comparación con los 399 euros de un teléfono con contrato, podría significar que muy pocos clientes de hecho opten por esa posibilidad.

Además, los dispositivos iPhones alemanes estarían hechos a la medida para funcionar mejor con la red T-Mobile.

Para Apple, las ventas de teléfonos desbloqueados podrían representar sólo una anticipación de lo que sería su estrategia final.

"Siempre se supo que a la larga Apple abriría el iPhone a otras redes", comentó Carolina Milanesi, analista en Gartner.