Cómo cuidar la piel del sol y conservarla sana

Es importante tomar conciencia y cuidar la piel del sol en todo momento

Vida
/ marzo 22, 2017 - 14:24

Evitar las lesiones cutáneas, entre otros padecimientos de la piel es posible y más fácil de hacer de lo que pensarías. Pero además de ser sencillo, hoy más que nunca es indispensable tomar precauciones antes de exponerse al sol, pues éste puede ser causa de daños irreversibles, por ello tenemos algunos consejos para cuidar la piel del sol cotidianamente.

Es importante tomar conciencia y cuidar la piel del sol en todo momento, puesto que la exposición a los rayos ultravioleta es la misma incluso cuando la sensación térmica en el ambiente es baja y a pesar de ser un día nublado. Según investigadores de la UNAM, entre el 2008 y el 2012 el cáncer de piel fue el tercer motivo más frecuente de primera consulta en el Instituto Nacional de Cancerología; sin embargo, el cáncer de piel no es el único padecimiento provocado por el sol, pues entre otras enfermedades de la piel también puede afectar los ojos y la visión. 

Si bien es cierto que el sol tiene también beneficios para la salud, como que ayuda a la síntesis de la vitamina D, los expertos aseguran que basta con 10 minutos de exposición al sol diariamente en la cara y en las manos para obtener dichos beneficios.

Consejos para cuidar la piel del sol

-¡Cúbrete! Lo mejor que se puede hacer cuando el sol no da tregua es usar camisas de manga larga y pantalones largos, buscando telas sueltas de preferencia sin blanquear. Recuerda también que la ropa de color blanca o clara absorbe más los rayos ultravioleta que las prendas oscuras. En este aspecto existe la ventaja de tener miles de tiendas online de ropa a la mano, como Velvet Oak, pudiendo además de protegerse del sol estar a la moda. Además es recomendable usar sombreros de ala ancha y lentes de sol sin antirreflejante y con filtro de protección ante los rayos UV.

-Usa correctamente el protector solar. Para que la protección en tu piel sea efectiva debes aplicar tu protector de manera adecuada, tal como lo dicta las instrucciones del producto y con por lo menos 15 minutos de anticipación antes de salir, lo ideal es aplicarlo cada tres horas y usar uno con FPS mayor a 30.

-Limita la exposición al sol. Si no es necesario evita salir entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde, pues es el horario en el que el sol pega con más fuerza.

-No te dejes engañar. Aún cuando el cielo esté nublado y el clima se sienta fresco los rayos ultravioleta no descansan. Toma precauciones, siempre que sea posible. Asimismo debes saber que en las zonas de mayor altitud, como la Ciudad de México, se recibe más radiación que en las costas; sin embargo, el daño es aún mayor en la playa puesto que solemos usar menos ropa.

-Realizar deportes y actividades bajo techo. Es recomendable que incluso las actividades al aire libre se realicen bajo techo, de no ser posible lo principal es no excederse en el tiempo de exposición y hacerlo siguiendo las recomendaciones anteriores.