Foto: Especial
El Universal
Los investigadores modificaron secciones de material genético de una bacteria para que se comportara como lo hace un bit computacional.
Científicos de la Universidad de Stanford usaron secciones de ADN para codificar, almacenar, borrar y leer datos de manera digital, como lo haría un disco duro, en el material genético de una célula.

Para ello se reordenaron secuencias del material genético de bacteriófago, es decir un virus que infecta a una bacteria. Así se extrajeron dos proteínas, la integrasa y excisionasa, que participan en el proceso de modificación del ADN cuando el virus se incorpora a la bacteria, aseguro en su portal BCC MUNDO.

El articulo que aparece en Proceedings of the National Academy of Science asegura que uutilizando dicho proceso incorporación, los investigadores lograron que los segmentos seleccionados apuntaran en dos diferentes direcciones dentro de los cromosomas de la bacteria E. coli.

Si el segmento de ADN apuntaba a una dirección correspondía a un cero y apunta hacia el otro lado era un uno, simulando un bit, unidad mínima de la información digital y se representa con ceros y unos.

Los datos eran leídos gracias a que las secciones utilizadas del material genético habían sido modificadas para brillar con color verde o rojo dependiendo de la orientación que tomaban.

Este trabajo de bioingeniería se espera contribuya a los estudios del cáncer, en el medio ambiente y a desarrollar métodos de almacenamiento de información digital en sistemas biológicos.

Por ahora los bioingenieros buscan controlar datos más complejos como lo es un byte, el equivalente a ocho bits.