Rosendo Zavala
Por no respetar una señal metálica de alto, un conductor terminó "su fiesta" de la peor manera, al provocar un aparatoso accidente vial en calles de la Zona Centro durante las primeras horas de ayer.
César Arturo Orta Zúñiga, quien dijo vivir en la calle Apolonio M. Avilés de la colonia Los Maestros, tripulaba una camioneta Lobo 2007, con placas ET 01567, en aparente estado de ebriedad.

Al circular por la calle Múzquiz con dirección al poniente, el "despistado" conductor ignoró un señalamiento de alto que se encontró en el cruce con Purcell, sobreviniendo el accidente.

Como resultado de la imprudencia, la camioneta se impactó contra el taxi Sentra, con placas 3056 CTX, que manejaba César Alejandro Candia Alvarez, de 30 años, quien se llevó la peor parte del encontronazo.

Tras el impacto, la camioneta empujó al carro varios metros hasta terminar los dos vehículos arriba de la banqueta.

Para fortuna de los implicados, ambos sufrieron golpes leves que sólo ameritaron valoración médica para descartar lesiones mayores.