Foto: Especial
Vinculan a proceso a Kevin Jesús, de 18 años; José Guadalupe, de 25 años, y Teresa Michel, de 23; buscan a Octavio, "El Sivek". Su madre exigió la pena máxima, además pidió que "se limpie" el nombre de su hija, debido a que vecinos y conocidos la acusaron en redes sociales

TIJUANA.- Kevin Jesús "N", de 18 años; José Guadalupe "N", de 25 años, y Teresa Michel "N", de 23, fueron vinculados a proceso por su presunta responsabilidad en el feminicidio de Danna Miriam Reyes, de 16 años, quien fue apuñalada en 38 ocasiones y calcinada en una calle del fraccionamiento la colonia Condesa, en Mexicali, Baja California.

La Fiscalía General de Baja California determinó que los tres responsables del crimen seguirán en prisión preventiva como medida cautelar.

Además, el Juez de Control concedió seis meses para el cierre de la investigación, luego de que el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada Contra la Vida presentó los elementos de prueba.

Foto: Especial

LOS HECHOS

Kevin Jesús, "El Zorro"; José Guadalupe, "El Guada" y Teresa Michelle fueron detenidos en las inmediaciones del fraccionamiento Condesa, en la Zona Oriente de la ciudad, a bordo de un vehículo Hyundai, color negro, con placas de California; tanto su vestimenta como la unidad coincidían plenamente con la de los sujetos que incendiaron el cadáver de Danna Marian, los cuales fueron captados por las cámaras de vigilancia de un vecino.

Los acusados. Foto: Especial

En la audiencia, según publica Zeta, el defensor particular Rubén Darío Mendoza presentó cinco testigos y audios extraídos de grabaciones de la central de emergencias, con lo que pretendía demostrar que no existían pruebas claras que determinaran que los tres detenidos fueran los autores materiales del homicidio de Danna.

El primer testigo fue el perito legista, Fausto Armenta Mena, quien detalló las 38 heridas localizadas en el cuerpo de Danna Marian, y llegó a la conclusión de que no podían determinar la cantidad de implicados en el asesinato. Es decir, no era factible determinar cuántas personas la agredieron aquella tarde.

Dos de las declaraciones más esperadas eran las de la pareja Enrique Luna González y Cristina Dayana Navarro; el primero, un agente de la Policía Municipal que atendió la emergencia de Danna, y la segunda madre de José Ángel, conocido como "El Seco", uno de los dos menores de edad que estuvieron dentro de la vivienda donde presumiblemente se cometió el crimen.

Hijastro de un agente municipal, José Ángel está desaparecido desde el pasado lunes 24 de agosto, a raíz de una amenaza de muerte que recibió en caso de presentarse a testificar contra los tres implicados.

La misma madre del testigo confirmó que no ha sabido nada de él desde aquel día, y dijo desconocer dónde se encuentra.

En sus declaraciones, el agente Enrique Luna dijo conocer a dos de los tres implicados, mientras que la mujer aseveró que estuvo preocupada ante la posibilidad de que su hijo también hubiera muerto, pero al cabo de las horas regresó a la casa y le confesó a su madre lo que observó aquella tarde donde compartió espacio con los tres detenidos, así como con otro sujeto llamado Octavio, "El Sivek", y otro menor apodado "El Maza".

Según las indagatorias de la Fiscalía General del Estado, el primero de ellos tuvo una participación activa en el crimen, mientras que el segundo es buscado por las autoridades para que presente su declaración sobre los hechos.

La conclusión de la defensa fue que la FGE sólo podía confirmar la probable participación de los detenidos en la manipulación e incineración del cadáver, mas no del homicidio, por lo que solicitó reclasificar el delito de homicidio calificado por ventaja a inhumación y exhumación de cadáveres, cuya penalidad es de 1 a 5 años de prisión, lo que abriría la puerta a los acusados para recobrar la libertad.

Pese a las pruebas, la jueza Rocío Margarita Arce López no consideró que hubiera suficientes elementos para exonerar a los implicados y recordó que el testimonio ofrecido por José Ángel, el menor desaparecido y amenazado, establece claramente cómo ocurrieron los hechos, ya que señala directamente a los tres implicados, y a "El Sivek", como autores del crimen, luego que tomaron a Danna de manera forzada, la llevaron a una habitación de la casa y la agredieron hasta su muerte.

Aunque no observó el asesinato directamente, narró que se encontraba en la sala escuchando el llanto y los gritos de la joven asesinada.

Con esta evidencia, la jueza consideró que había suficientes pruebas para vincular a proceso a los implicados.

Foto: Especial

PIDEN LIMPIAR NOMBRE DE DANNA

María Luisa Reyes Quiñones, madre de Danna Miriam, exigió a las autoridades la pena máxima para los tres presuntos asesinos, además pidió que "se limpie" el nombre de su hija, debido a que vecinos y conocidos la acusaron en redes sociales de participar en robos bajo el influjo de drogas, junto con la pandilla que, al parecer, la asesinó el 22 de agosto pasado.

Aprovechó para mostrar su molestia contra las declaraciones del fiscal Guillermo Ruiz Hernández sobre los tatuajes de Danna, lo cual generó un exhorto por parte de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y de Amnistía Internacional.

"Su aspecto no significaba nada, que era menor y que tatuada... Si.. si, claro que sí; es como cualquier adolescente que estaba viviendo muy rápido la vida", comentó la afligida madre, quien pidió la renuncia de Ruiz Hernández.

El cuerpo de Danna fue hallado envuelto en un lote baldío de la colonia Condesa, luego de que varias personas le prendieran fuego.