Foto: Especial
La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ha realizado adjudicaciones directas en 139 mil 835 contratos

La administración de Andrés Manuel López Obrador  expuso dentro de su  Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 que se comprometía a “prohibir las adjudicaciones directas”, esto como parte de su lucha contra la corrupción.

Y es que según la Secretaría de la Función Pública, este procedimiento sólo se debe realizar cuando del producto o servicio necesario sólo exista un proveedor, cuando haya un contrato marco, en casos de urgencia o fuerza mayor o cuando la licitación pública ponga en riesgo la seguridad nacional.

Pero de acuerdo a un estudio de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), dio a conocer que 3 de cada 4 contratos en la 4T son asignados de manera directa: Hasta junio del 2019 se han celebrado 76.613 contratos, de los cuáles 77,3% fueron por adjudicación directa; es decir, 61.585. Sólo 16% se hicieron a través de licitación pública.

 

Según el estudio, cuando más han habido adjudicaciones directas fue en 2010, en tiempos de Felipe Calderón: 86,7% de los contratos fue otorgado de manera directa, luego el año en el que menos se ha utilizado la adjudicación directa fue en 2014, con solo un 62,2% de contratos otorgados de esta manera.