Foto: Especial
El presidente lamentó que al gobierno también le afecta la misma burocracia de la que se quejan los ciudadanos

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que las trabas administrativas han dificultado el pleno funcionamiento de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez.

“Es un asunto de trabas administrativas, es otro lastre que heredamos. Para robar, pero simular que no se robaba, crearon una normatividad excesiva. Es muy difícil obtener recursos para ejecutar las cosas porque es una norma tras otra, es de una oficina a otra, lleva muchísimo tiempo”, explicó.

Sin embargo, dijo que su gobierno está trabajando para que se regularicen cuanto antes en todo el país.

En su conferencia de prensa matutina, lamentó que al gobierno también le afecta la misma burocracia de la que se quejan los ciudadanos, pero señaló que ya dio instrucciones de acelerar la entrega de los recursos a Raquel Sosa, rectora de las Universidades para el Bienestar.

“Que el oficio de autorización, que la aprobación del consejo respectivo, que el visto bueno del director general, que tiene el oficio el subsecretario, que todavía no lo autoriza el secretario, que pasó a la dirección de inversiones de Hacienda, que falta que lo vea la subsecretaria de Egresos, que no lo ha visto el secretario de Hacienda”, señaló el mandatario como parte del proceso que tienen que hacer para obtener los recursos.

“Estamos buscando una manera para otorgar mil millones de pesos para las universidades, ya tenemos los terrenos”, sostuvo.

Además hizo un llamado al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, para que este tema se resuelva de inmediato.

Durante el mensaje por su Primer Informe de Gobierno, López Obrador aseguró que ya se abrieron 100 universidades públicas y gratuitas del Sistema Educativo Benito Juárez en regiones pobres y marginadas del país, donde estudian 39 mil 170 jóvenes y trabajan 815 maestros.

Sin embargo, no hay manera de comprobar que sean 100 y que haya casi 40 mil alumnos, si bien tanto Animal Político como diferentes medios de comunicación han reportado la existencia de una decena de universidades, para las que se usan canchas deportivas y casas de la cultura para impartir clases.

En respuestas a solicitudes de transparencia, la SEP ha declarado “inexistente” o que “no se localizó la información” sobre las direcciones precisas de los planteles, el costo por alumno, el sueldo de profesores, el costo o comodato de los terrenos, costo de construcción, los metas, y análisis previo para determinar la pertinencia del programa. Tampoco se encuentra en la página de la SEP, ni del programa.