Foto: Especial
El poderoso cañonero venezolano, experimentado en Ligas Menores de Estados Unidos y Serie del Caribe, llega a la Nave Verde en busca de ‘explotar’ su talento

Con el objetivo de ganarse un lugar en los Saraperos de Saltillo, el venezolano Mario Lisson se suma al campo de entrenamientos de la Nave Verde, el cual arrancará el próximo 1 de marzo en Celaya, Guanajuato.

Un cañonero de poder con la capacidad de explotar su pólvora para cualquier parte de los prados llega con las ganas de demostrar su calidad y defender la franela del conjunto saltillense, pudiendo desempeñarse en la primera base, la antesala o como bateador designado.

El de Caracas, Venezuela, a sus 31 años, suma 12 años de experiencia en Ligas Menores de los Estados Unidos con organizaciones como Kansas City, San Francisco y Washington, donde suma mil 25 hits en mil 145 juegos, 223 dobles, 125 cuadrangulares, 600 carreras anotadas y otras 588 producidas. También tiene una gran trayectoria en Serie del Cabibe.

En el 2013 jugó con Guerreros de Oaxaca y Minatitlán, sumó 12 jonrones y 24 producciones y 66 hits, todo en 66 juegos.

Sus mejores números los consiguió en el 2014 con Richmond para los Gigantes de San Francisco, con 18 jonrones y 76 remolques, para el 2015 firmó con Washington y estuvo en Doble y Triple A, con 72 hits en 88 juegos, 37 carreras, 6 cuadrangulares y 37 producidas.

Jugando en su casa ha sido un referente con los Leones de Caracas, donde debutó en 2007-2008; ahí igualó el récord de más números de jonrones para un novato (7), además de ser el pelotero más votado para el premio del Novato del Año.

En Leones de Caracas y con Reales de Kansas City jugaba como antesalista, en diciembre de 2009 paso a Águilas de Zulia.

Para el 2011 llega a Navegantes de Magallanes, se puede decir que desde su arribo se convirtió en una bujía para el equipo, pues pegó 46 hits, 11 cuadrangulares y produjo 29 carreras, además de otras 20 anotadas.

Mario Lisson fue pieza fundamental en los títulos obtenidos por la novena en la 2012-2013 y 2013-2014, esta última campaña rompió el récord de más jonrones en el Round Robin con 10, superando así a

Miguel Cabrera; igual en la campaña al sumar 26 estacazos en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. 

Con Información de Saraperos