Más hacia el oeste, extensas zonas del condado Shelby, cerca de Birmingham, registraron severos daños. AP
El jefe de policía del condado de Calhoun, Matthew Wade, señaló que el tornado atravesó el condado en forma diagonal, afectando principalmente las zonas rurales, lo que tal vez evitó que la cifra de muertos fuera más alta

Una serie de tornados azotó Alabama el jueves, donde derribaron árboles, destruyeron viviendas y dejaron sin electricidad a miles de personas, en medio del clima extremo que afecta a una amplia zona del sureste de Estados Unidos. Al menos cinco personas murieron y un número indeterminado resultaron heridas, de acuerdo con varios reportes.

Los fallecimientos confirmados ocurrieron en el condado de Calhoun, en la parte este del estado, donde uno de varios tornados se generó a partir de una “supercélula” de tormentas que después avanzó hacia Georgia, dijo el meteorólogo John De Block, del Servicio Nacional de Meteorología en Birmingham.

Pat Lindsey, habitante de la localidad de Ohatchee, la más afectada en el condado, dijo a The Associated Press que un vecino suyo murió después de que un tornado destruyó su casa rodante. “Era una gran persona”, señaló Lindsey.

El jefe de policía del condado de Calhoun, Matthew Wade, señaló que el tornado atravesó el condado en forma diagonal, afectando principalmente las zonas rurales, lo que tal vez evitó que la cifra de muertos fuera más alta.

Esta noche cinco personas perdieron la vida y para esas familias las cosas jamás volverán a ser iguales”, dijo Wade en una conferencia de prensa nocturna. “Nuestros corazones, nuestros pensamientos y nuestras oraciones están con esas familias, y haremos cuanto esté a nuestro alcance para hacerles saber que las amamos”.

Más hacia el oeste, extensas zonas del condado Shelby, cerca de Birmingham, registraron severos daños. En la ciudad de Pelham, James Dunaway, dijo que él ignoró inicialmente la advertencia de tornado cuando le llegó por teléfono. Pero no había pasado mucho tiempo cuando pudo escuchar que el tornado se acercaba, así que abandonó la recámara superior donde veía televisión y se dirigió a un pasillo apenas antes de que la tormenta arrancara el techo y partes laterales de su casa, lo que dejó totalmente expuesta la recámara. Sus tres vehículos quedaron inservibles.

Soy muy afortunado de estar vivo”, dijo Dunaway, de 75 años, excombatiente de la Guerra de Vietnam, en declaraciones a Al.com.