Archivo
La Unión Europea intenta desde hace años infructuosamente mediar entre Serbia y Kosovo.

Belgrado. La crisis de Cataluña ha llevado a Serbia a pedir una nueva solución para Kosovo, un país independiente, que Belgrado reclama como antigua provincia, y exigió la celebración de una conferencia internacional centrada en ello.

"Si España puede luchar por su concepto de Cataluña, los serbios también podemos luchar por nuestro país", dijo hoy en Belgrado el ministro de Asuntos Exteriores, Ivica Dacic, en declaraciones al diario Novosti, próximo al Gobierno.

Dacic pidió la celebración de una conferencia internacional para solucionar el problema de Kosovo, que ya dura décadas.

Kosovo, habitado principalmente por albaneses, se escindió de Serbia hace casi diez años y su soberanía ha sido reconocida por unos 110 países. Serbia exige la devolución de su antigua provincia.

En 1999 las tropas de la OTAN obligaron a los serbios a retirarse de Kosovo. Antes los serbios habían expulsado del país con violencia a unos 800 mil albaneses. La Unión Europea intenta desde hace años infructuosamente mediar entre Serbia y Kosovo.