Son tiempos diferentes y el poder femenino está aquí. / Archivo
Bajo el mismo principio de la cinta de 1984, llega un tributo divertidísimo con el característico elenco y humor de Paul Feig

Calificación: 8 de diez

Olvídense por un segundo que el elenco ahora está integrado por mujeres. La promoción y todos los comentarios que recibe esta película son sobre este hecho. Claro, es muy notable, porque el elenco es otro. ¿Por qué es otro? Porque es un remake, es una nueva versión y ningún remake que se haya realizado en la historia del cine tiene exactamente a los mismos actores en los mismos papeles. Entonces no sería un remake, sería una reedición con el elenco envejecido. Las cuatro actrices que protagonizan esta nueva aventura son todas muy capaces y talentosas y bajo la dirección del increíble Paul Feig, hacen de esta cinta una divertidísima aventura, que es al mismo tiempo comedia, acción y homenaje.

La trama es en esencia la misma: un grupo de científicas que no son tomadas en serio en sus investigaciones paranormales, de pronto descubren que tienen un potencial negocio en sus manos, cuando un montón de fantasmas comienzan a aterrorizar Nueva York. Entonces se convierten en las únicas capaces de deshacerse de los espectros, con tecnología que ellas inventaron y las herramientas necesarias para acabar con quien está detrás de estos ataques. En este caso, se trata de un hombre que abre diversas puertas espectrales en varios puntos de la ciudad, por motivos desconocidos.

Si bien le puedo pedir que no se fije en el hecho de que las Cazafantasmas ahora son mujeres y que las vea simplemente como cuatro talentosas actrices, no le puedo exigir que ignore el cariño que seguramente le tiene a la versión de 1984 de Ivan Reitman. Es sin duda un clásico del cine, considerado, no sin razón, como una de las mejores comedias y quizá una de las películas más entretenidas que existen. Eso no lo podemos decir de la segunda parte, estrenada en 1989, que está muy por debajo de su predecesora, pero, en cambio, sí podemos asegurar que esta nueva versión está muy a la altura de la que originó todo. La comparación sería innecesaria. Es lógico que la cinta original es prácticamente insuperable, e incluso sería ridículo intentarlo, lo que tenemos aquí es la misma idea tratada con el mismo cariño y con la única pretensión de divertir.

¿Divierte tanto como la primera? Probablemente. ¿Más? No lo creo, pero lo que sí es seguro es que es mucho más divertida que la segunda parte y quizá más que cualquier capítulo de las series animadas que llegaron después. Y si repito mucho la palabra diversión es porque es una palabra clave. Es, de hecho, el objetivo principal de esta cinta y aquella que hizo nacer todo. Acción, efectos y una combinación de cuatro comediantes fantásticos. En la primera teníamos a Bill Murray, Dan Aykroyd, Harold Ramis y Ernie Hudson. Ahora tenemos a otras estrellas de “Saturday Night Live” (al igual que Murray y Aykroyd): Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon y Leslie Jones. ¡Y vaya si las cuatro son espectacularmente divertidas juntas!

Hasta me parece que en cuestión del elenco sí le gana un poco a la otra, ya que, sin menospreciar su participación, creo que la primera parte no le da mucho que hacer a Ernie Hudson. La nueva versión, dirigida por Paul Feig, balancea a la perfección las dotes cómicas de cada intérprete, dándoles su lugar, definiendo cada personalidad y sacándoles el mayor provecho. Supongo que ayuda que Feig ya ha trabajado en varias ocasiones con Kristen Wiig y muchas más con Melissa McCarthy, quien se ha convertido en algo así como su musa, en cintas como “The Heat” (2013) y “Spy” (2015).

Queda claro que cumple muy bien con el aspecto de la comedia, con mucho estilo del humor de este director, que si han visto alguna otra cinta de él, sabrán más o menos de qué va, aunque aquí no es tan “para adultos”. Ahora bien, pasemos a otra importante cuestión: ¿por qué esta cinta no es un insulto al pasado? La película respeta su origen y lo acepta, sobra decir que hay muchísimos cameos de (creo) todas las personalidades importantes de la primera cinta. Pero no sólo eso, hace lo que todo buen remake debe hacer: ser un homenaje y no un robo. Es decir, construye sobre la base original algo diferente, sin intentar copiar paso por paso lo que ya se hizo, tratando de darle otro sabor. Ese sabor, creo yo, se lo da el sentido del humor de Feig y el carisma de sus protagonistas.

En otro escenario, esta película sería una cinta de acción hollywoodense genérica, pero es gracias a ellos que logra ser una comedia bien lograda. Y no es el único homenaje que ha hecho el director, ya que hizo lo propio con las cintas de espías en “Spy” o las “buddy comedies” de acción en “The Heat”; agregar a una idea ya hecha, su propio estilo. Fantasmas, rayos, trampas, pero con otros personajes. La obvia gran diferencia de los efectos especiales, no me parece que sea necesariamente un punto a favor. De hecho me parece un punto muy en contra y quizá el más negativo de este remake. El espectáculo visual es mucho más apabullante aquí, porque, claro, ya se pueden lograr otras cosas que antes no. Pero en este aspecto sí se pierde un poco. La lucha final se vuelve acción algo genérica y aunque tiene buenas secuencias, no deja de ser un espectáculo visual como tantos otros.

Está bien, esta película no es perfecta. Y muchos dirán que está de moda el feminismo y que si el personaje de Chris Hemsworth fuera una mujer, la sociedad se hubiera ofendido. Sí, son tiempos diferentes y el empoderamiento femenino sí está presente aquí. Pero eso no es lo importante. No se trata de mujeres y hombres, se trata de actores talentosos haciendo una cinta divertida y nada más. Hay que olvidarnos del género por un momento. Y claro, quizá el humor aquí presente no sea para todos, sobre todo para los más puristas que les parezca una ofensa que se vuelva a hacer la cinta. Pero en estos tiempos de remakes, no nos queda otra más que resignarnos, aceptar los que vengan y desear que no sean tan desastrosos. Este no sólo no lo es, sino que es bastante bueno. Finalicemos con la palabra clave: diversión.
 

El dato

> Director: Paul Feig
> Elenco: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon, Leslie Jones, Charles Dance, Michael Kenneth Williams, Chris Hemsworh.
> Género: Comedia / acción
> Clasificación: B
> Duración: 116 minutos