Actual Bosque de Chapultepec. / Foto: Internet.
Este lunes artistas, críticos y periodistas se reunieron con funcionarios de la Secretaría de Cultura para discutir el proyecto 'Chapultepec Naturaleza y Cultura'

Hay museos como el de La Estampa que "no tienen ni para un puto foco", intervino molesto el artista Gabriel Macotela el lunes pasado, cuando él y otros ocho artistas, además de un curador, un crítico y una periodista, participaron en una segunda reunión sobre Chapultepec Naturaleza y Cultura con funcionarios de la Secretaría de Cultura.

El artista Gabriel Orozco, coordinador del proyecto, no estuvo en el encuentro, aunque sí había asistido al primero de los diálogos, celebrado entre arquitectos y funcionarios de la Secretaría Cultura.

El proyecto Chapultepec era el tema de la agenda, pero la sesión de tres horas no se quedó sólo en ello; también se cuestionó el caso de los trabajadores bajo el régimen de capítulo 3000 que no serán recontratados por la secretaría de Cultura, y las precarias condiciones de algunos museos, como lo dijo Macotela, en distintos momentos de la mesa que por la pandemia se realizó de forma virtual.

Además participaron otros artistas como Antonio Gritón —promotor de estos diálogos—, Alberto Castro Leñero, Gerardo Carrillo, Demián Flores, César Martínez, Néstor Quiñones, Teresa Velázquez, José Luis Cruz; el crítico Alberto Híjar, la periodista Adriana Malvido y el curador Iñaki Herranz. Con la secretaria Alejandra Frausto estuvieron, entre otros, la subsecretaria Marina Núñez Bespalova; la directora del INBAL, Lucina Jiménez; el coordinador de Los Pinos, Homero Fernández, y la directora de Vinculación Cultural, Esther Hernández.

Los asistentes a la reunión, en todo caso, hicieron preguntas o expresaron su desacuerdo con el proyecto, cuya propuesta conceptual es obra de Gabriel Orozco. Preguntaron si se construirán o no el Pabellón Contemporáneo Mexicano y el museo del Ejército, por la Bodega Nacional de Arte o si será con presupuesto de Cultura como se financie el túnel en Avenida Constituyentes. Frente al tema de que muchas obras son de vialidad, las inquietudes se resumen en lo que dijo Alberto Castro Leñero: "Chapultepec es un proyecto de obra pública, no de cultura, y que se apoye con presupuesto del sector Cultura no tiene consistencia".

Proyecto de Chapultepec Naturaleza y Cultura

La secretaria Alejandra Frausto dio respuesta a lo relacionado con un museo del Ejército: "El museo no va, no existe en el proyecto. A veces hay tanto ruido que no permea lo que uno dice". Añadió que lo que habrá en la exFábrica de Pólvora es una relectura de ese espacio e insistió: "No va a suceder un museo de la Defensa Nacional".

Desde el inicio, Gabriel Macotela mostró su desencanto por la situación de la cultura: "Esto empezó antes de la pandemia. Estoy sorprendido, como muchos, del desprecio a la cultura. Esperábamos lo contrario de un gobierno de izquierda"; y concluyó: "El problema no es Chapultepec sino el apoyo a la cultura".

"¿Por qué un pabellón de arte contemporáneo cuando los museos que están ahí ni siquiera tienen infraestructura al 100%? Creo más en invertir en infraestructura y no en desarrollar nuevas cosas", expresó Iñaki Herranz y se sumó a la propuesta de arquitectos en la primera reunión de que no se construyan más edificios en la Primera Sección.

¿Por qué los nuevos museos no están en Chiapas o en Oaxaca o en Michoacán? planteó el artista Demián Flores.

Teresa Velázquez, en su intervención, pidió transparencia para el proyecto "y para generar la confianza que se perdió tras el lamentable suceso del chat titulado Desactivar Colectivos".

"No me queda claro el proyecto Chapultepec", le dijo Adriana Malvido a la titular de Cultura, y abundó: "Me parece que hay una incongruencia ente el discurso y lo que dice Gabriel Orozco. Es información fragmentada, me pregunto cuándo la opinión pública va a saber si está el proyecto en sí".

El concepto se revisará

Aunque hasta ahora Gabriel Orozco ha aparecido como el autor del concepto, la subsecretaria de Desarrollo Cultural, Marina Núñez Bespalova, enfatizó que el proyecto de él pasará por varios filtros y que el proyecto ejecutivo estará este año (Cultura no da certeza alguna de cuándo se conocerá y tampoco de qué se modificará de la propuesta conceptual de Orozco, sin embargo están en el calendario obras viales como los puentes, y se espera por los resultados de la Convocatoria del Centro de Cultura Ambiental).

"Gabriel Orozco —dijo Marina Núñez Bespalova en la reunión del lunes— es el responsable del proyecto conceptual del Bosque de Chapultepec. Él es el dueño del concepto. Eso no quiere decir que el concepto es lo que se vaya a llevar a cabo. Para que ese concepto se vuelva un proyecto ejecutivo —que se presentará finalmente al Consejo Rector del Bosque de Chapultepec— tiene que ser aprobado, tiene que pasar por muchos filtros: de pertinencia vial, de movilidad, económico, medioambiental, cultural, varios estudios. Hasta que no se terminen —y la idea es presentarlos este año— no se presentará una propuesta de proyecto ejecutivo. Esa es la que presentan las instituciones, ahí está la idea cultural y medioambiental."

Al término del encuentro, la artista Teresa Velázquez dijo que insistió en la necesidad de que estas mesas de diálogo sean grabadas y dadas a conocer a la opinión pública como propuso el colectivo Maleza Crítica.

Demandó además "que se llegara al acuerdo de cancelar el pabellón y el deprimido, pero no ceden. Hemos reiterado la demanda de su cancelación, sin embargo no se ha podido llegar a ese acuerdo. Dicen que primero se tiene que aterrizar como plan ejecutivo. Pero demandamos la cancelación como concepto, no queremos que se espere al plan ejecutivo. Hemos fundamentado esa demanda, pero no se llega a ese acuerdo".

En un balance de la mesa de diálogo, Demián Flores comentó en entrevista:

"Proyectos como este de Chapultepec, donde hay dispendios, dinero impresionante, es algo que se vuelve bien contradictorio más en la realidad que estamos viviendo, donde todo lo demás debería ser secundario. Se nos hace contradictorio en la política de austeridad de este gobierno, el dispendio en un solo proyecto. Metidos en una pandemia y con el gremio artístico en la miseria, resistiendo, sin posibilidades de nada".