Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, y el epidemiólogo José Luis Alomía, ofrecieron una conferencia de prensa la noche de este viernes, con información actualizada sobre la llegada del coronavirus a México

CDMX.- La Secretaría de Salud (Ssa) determinó la noche de este viernes que no hay emergencia nacional, a pesar de la confirmación de tres casos importados de la nueva cepa de coronavirus (Covid-19) y tampoco señaló que se requieran medidas de distanciamiento social como cierre de escuelas o ausentismo laboral.

En la primera conferencia nocturna dedicada a la epidemia en Palacio Nacional, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, detalló que los tres casos confirmados son hombres de 35, 41 y 59 años, respectivamente, todos viajaron a una convención a Bergamo, Italia, donde mantuvieron contacto con un caso confirmado.

 “Esto no implica que se establezca como emergencia, queremos ser puntuales: no hay emergencia relacionada con la entrada de coronavirus a México. Revisamos nuestro plan de preparación y la evidencia sobre evaluación de riesgos a nivel global por los casos iniciales, y se determinó que esto no va a estar en un contexto de emergencia nacional ni de salud”, aseveró el funcionario federal.

En compañía de Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, y de José Luis Alomía, director de Epidemiología, el subsecretario detalló que al día de hoy se han descartado 37 casos sospechosos y tres están en investigación; dos en Guanajuato y uno en Durango.

Enfatizó que el país se encuentra en fase inicial de importación que puede o no pasar a una propagación secundaria, por lo que se trabaja en una mitigación de la transmisión del coronavirus.

“La expectativa muy entendible de la población es tener cero casos, con franqueza, basado en la ciencia, esto no es posible ni en México ni en ningún otro país, pero se puede mantener a raya la propagación del virus, podríamos tener éxito si controlamos los pequeños brotes comunitarios”, precisó.

López-Gatell Ramírez subrayó que en esta fase no es prudente tomar medidas extremas como cerrar espacios públicos o evitar concentraciones de personas.

“Cancelar eventos masivos no es prudente y afecta la vida pública, no quisiéramos tener afectaciones económicas y sociales, hay que ser prudentes como gobierno y sociedad para mantener las cosas en la justa posición.