Foto: tomada de video
Los expertos constitucionalistas Samuel Ramírez y Javier Pérez-Rolón, profesores de la Universidad de Monterrey, estuvieron en el programa CONVERSANDO, donde charlaron sobre la pretensión de ampliar el período del actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar

 

La pretensión de ampliar el período del actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el ministro Arturo Zaldívar, ha generado múltiples reacciones y señalamientos entre los especialistas del Derecho.

Para ello, fueron invitados los expertos constitucionalistas Samuel Ramírez y Javier Pérez-Rolón, profesores de la Universidad de Monterrey al programa CONVERSANDO, donde dijeron que esto genera un foco de alerta en torno a la independencia judicial del sistema mexicano.

Los expertos señalan que esta es una reforma de la misma importancia que transformó al Poder Judicial en 1994, y que existen adecuaciones que serán relevantes y beneficiosas en la práxis.

Hay que reconocer e identificar que hay cuestiones importantes en la perspectiva orgánica del Poder Judicial. Los Tribunales Unitarios, ahora van a ser Tribunales colegiados de apelación, lo cual me parece que es importante”, dicen.

Sin embargo, de acuerdo con los mismos expertos, muchas de las adecuaciones irían contra lo establecido por la Constitución, y que ahora irán a la Ley que rige al Poder Judicial de la Federación, aunque esta no podría pasar por largo los preceptos máximos.

En esta reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial, existe un artículo transitorio que afecta o contraviene al artículo 94 Constitucional, donde se prevé que únicamente en la siguiente ocasión, al ser considerado un artículo transitorio, el presidente de la Corte podría durar dos años más.

“Esto es una aberración jurídica, porque un artículo transitorio está yendo en sentido contrario a lo que dice un artículo constitucional. Dentro de todo el Estudio de los principios constitucionales. Lo que se establece en el orden constitucional, en la Ley Suprema, es la Ley fundamental, no hay nada por encima de este precepto, así sea una reforma”, expresó.

Sergio Pérez-Rolón agregó que la duración es de 4 años, pero en el transitorio se podrían agregar dos años más para que el presidente de la Suprema Corte de Justicia amplíe su duración, pero solamente en el caso actual.

En ese sentido, agregó que es debido a la confianza que el presidente, Andrés Manuel López Obrador le tiene al presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, que se observa que la Constitución pasa por largo en el actual Gobierno, pues actuaciones así han sucedido en otros aspectos de la Ley, como por ejemplo, que el transitorio lo beneficiaría únicamente y no a los presidentes de la corte posteriores.

Agregaron, que otro de los peligros de la reforma que impacta en el régimen Constitucional, es en el de la división de poderes, pues ahora sería el Legislativo quien decidiría el máximo cargo de la Suprema Corte.

En el artículo 97 no solamente se señala el período de presidencia de una persona ministra, sino quienes eligen a esa persona de entre las 11. Ellos son quienes designan quien les presidirá por 4 años”, expresó Samuel Ramírez.

Explicaron que en el caso de que suceda, si se promueve una acción de inconstitucionalidad por las modificaciones que son contrarias a la carta magna, quien tendría que resolver es la misma corte, por lo cual puede resultar subjetivo.

“Esto genera muchas dudas y sospecha. Traería a colación lo que platicamos hace varios meses como es la validación de la consulta popular, donde diría que me pareció atípico el pronunciamiento de los ministros y principalmente del Presidente, y ahora genera mucha sospecha que resulte beneficiado el actual presidente de la Corte, pues hay muchos pendientes a ser judicializados”, expresó por otro lado Samuel Ramírez.