Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores / Foto: Archivo
México no es indiferente y mantiene su preocupación ante la crisis humanitaria que ocurre en Venezuela, afirmó el secretario de Relaciones Exteriores

México no es indiferente y mantiene su preocupación ante la crisis humanitaria que ocurre en Venezuela, afirmó el canciller Marcelo Ebrard Casaubon.

Durante su participación en la conferencia " Impulsando el Potencial Económico de México", el secretario de Relaciones Exteriores reiteró que nuestro país sigue apostándole al diálogo, que de hecho ya inició de manera informal en Noruega, para que se resuelva el conflicto.

"Básicamente estamos preocupados, desde luego con lo que está pasando, no estamos indiferentes ni mucho menos en una posición de que se mantengan las cosas como están.

"Y vemos con simpatía, diría yo con esperanza, que estos diálogos que se han iniciado en Oslo tengan éxito, porque si no entonces el sufrimiento para la sociedad ese país es muy grande, esa es la posición mexicana", subrayó.

Reiteró que México sigue su tradición de respetar la vida interna de los países y buscar a través de la conciliación el arreglo de diferencias en otros países, como ocurrió en su momento en El Salvador a finales de la década de los 80.

Sostuvo que la estrategia que impulsan otras naciones de desconocer al régimen de Maduro impulsando medidas económicas no ha funcionado.

"Si México no estuviera preocupado no habría propuesto esto, ¿qué está pasando tres meses después? Ya inició el diálogo y se inició porque la estrategia uno que la describí muy rápido no ha tenido éxito y a lo que vamos a llegar es a que se logre un acuerdo", apuntó.

Explicó que actualmente la simpatía de Estados Unidos y otros países del mundo a la oposición venezolana no ha sido suficiente para lograr resolver la crisis.