Luis Martín Barraza Beltrán, obispo de Torreón / Foto: Sandra Gómez
El voluntario es un amigo desinteresado con quien se puede compartir pensamientos y emociones, capaz de crear las condiciones para que el enfermo pueda recuperarse y brindar ayuda y consuelo

Torreón, Coahuila. – De acuerdo al llamado del Papa Francisco, la Diócesis de Torreón se unirá a la Jornada Mundial del Enfermo edición XXVII que celebrará la Iglesia Católica el 11 de febrero próximo.

En Torreón, la cita será en las instalaciones del Expo Center de la Feria, a partir de las 8.30 horas y hasta las tres de la tarde, según informó el Obispo Luis Martín Barraza Beltrán.

Dio a conocer que la celebración eucarística y la unción de los enfermos se ofrecerá a las 12:00 horas.

Indicó que el cuidado de los enfermos requiere profesionalidad y ternura, expresiones de gratuidad, inmediatas y sencillas como la caricia, a través de las cuales se consigue que la otra persona se sienta querida.

En el mensaje que el Papa Francisco dio para los participantes de la jornada, resalta la labor de Teresa de Calcuta, quien fue un modelo de caridad que hizo visible el amor de Dios por los pobres y los enfermos.

En este contexto, el vicario de la Diócesis de Torreón, indicó que, en el marco de la jornada del enfermo, la pastoral de la salud realizará un encuentro diocesano dirigido a todos los agentes entregados al servicio de atención al enfermo.

Informó que el voluntario es un amigo desinteresado con quien se puede compartir pensamientos y emociones, por tanto, a través de la escucha, es capaz de crear las condiciones para que el enfermo pueda recuperarse, por lo que este tipo de encuentros contribuyen a brindar ayuda y consuelo.