Jorge Zermeño, alcalde de Torreón / Foto: Sandra Gómez
El alcalde Jorge Zermeño Infante destacó la necesidad de que las corporaciones policiacas de los tres órdenes de gobierno trabajen de manera coordinada

Torreón, Coahuila. - El alcalde Jorge Zermeño Infante informó que se revisarán los protocolos del sistema de emergencias 911, con el propósito de hacer más eficiente la comunicación hacia todas las corporaciones y actuar con el menor tiempo de respuesta posible.

La Dirección de Seguridad Pública de Torreón, fue sede del Panel Indicativo de Control y Secuencia de Seguridad de la primera quincena del año, en el que se dio a conocer del operativo Limpieza a realizarse en el Centro de la ciudad para abatir el robo a local comercial.

El plan de limpieza abarca edificios como hoteles, espacios o lotes baldíos, el mejoramiento de la iluminación de espacios públicos y la revisión de establecimientos comerciales sin uso cotidiano.

Ante los hechos ocurridos recientemente, destacó la necesidad de que las corporaciones policiacas de los tres órdenes de gobierno trabajen de manera coordinada.

“Lo importante es que los incidentes no queden impunes, se debe hacer más eficiente la labor, por ello es necesario revisar los protocolos del 911 y realizar acciones de prevención en los sectores de mayor incidencia”, comentó

En la reunión se contó con la presencia del General Brigadier Enrique Hernández Cisneros, comandante del Mando Especial de La Laguna; del director de Seguridad Pública Municipal del municipio de Gómez Palacio, Durango, Ricardo Fontecilla Almaraz; del investigador en Derechos Humanos, Efrén Ríos Vega y de Magdalena López Valdez, directora de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas Coahuila.

Se dio a conocer que en la primera quincena del año, el índice delictivo tuvo el siguiente comportamiento: el robo a casa habitación con violencia y el robo a camión de pasajeros registraron un incidente; en el robo a persona con violencia se bajó de seis a tres con relación a la quincena anterior; el robo a casa habitación subió un caso, pasando de 19 a 20; el robo de accesorios de vehículos pasó de seis a siete, el robo a local comercial de ocho subió a 11 y el robo de vehículo con violencia bajó de tres a dos casos.