Cual si fuera un fuerte viento
azotando sin clemencia
rompe récord la violencia,
pero más el desaliento.