Presentes en la cena del mandatario en la Casa Blanca, Shell y Sempra son positivas sobre la resolución de sus inquietudes regulatorias; analistas ven oportunidad para mejorar el diálogo. Foto: Tomada de Internet
Presentes en la cena del mandatario en la Casa Blanca, Shell y Sempra son positivas sobre la resolución de sus inquietudes regulatorias; analistas ven oportunidad para mejorar el diálogo.

Aunque prevalecen las dudas sobre el posible proteccionismo del gobierno mexicano a sus empresas estatales, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) así como en lo relativo a los procesos regulatorios para la inversión estadounidense, el saldo de la reunión entre los presidentes de México y Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, en Washington, fue refrendar el objetivo común de una mayor integración comercial que se fortalece con el Tratado de Libre Comercio entre México, EU y Canadá (T-MEC), coincidieron empresarios y analistas del sector energético mexicano.

La gigante refinadora y distribuidora de combustibles estadounidense con presencia en México desde hace casi cinco años, Valero, consideró tras el encuentro bilateral que la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), abrirá nuevas oportunidades de desarrollo económico y de cooperación entre las tres naciones de Norteamérica.

“El inicio del T-MEC brindará certeza a este tipo de empresas para seguir invirtiendo y, además, generar empleos en el país”, dijo Carlos García, director general de Valero México.

Actualmente, Valero cuenta con 48 estaciones de servicio en los estados de Jalisco, Nuevo León, Coahuila, Puebla, Estado de México y Aguascalientes. Para finales de este año, tiene previsto abrir más en Veracruz, Tamaulipas, Querétaro Guanajuato, entre otros estados, para un total de 110 Estaciones de Servicio de Valero en el país.

Desde su llegada al país, la empresa anunció que cuenta con un proyecto de largo plazo, el cual genera cientos de empleos directos e indirectos en las siete terminales como parte de una eficiente estrategia de almacenamiento y distribución de combustibles.

“Por eso es importante recordar, hoy más que nunca, que nosotros llegamos a México con un proyecto de largo plazo que nos permitirá contribuir a fortalecer la seguridad energética del país”, afirmó el directivo.

Arturo Carranza, analista de energía en México, explicó a El Economista que hay que ser prudentes y realistas al momento de reflexionar sobre el impacto que tendrá en el sector energético de México la reunión de trabajo entre Trump y López Obrador.

“El presidente de México ha sido reiterativo con respecto a que el T-MEC ha significado una oportunidad para reafirmar la soberanía del Estado mexicano con respecto a sus hidrocarburos. El capítulo 8 del nuevo tratado, de hecho, en muy preciso al respecto”, aseguró, “en función de ello, es previsible que el gobierno mexicano continúe implementando acciones para fortalecer a Pemex y a la CFE”.

Aun así, consideró que el encuentro entre ambos mandatarios es una oportunidad para mejorar el ambiente de negocio dentro del sector energético mexicano. “De manera particular, creo que la cena del miércoles, donde estuvieron presentes representantes de Shell y Sempra, ha resultado clave en este sentido. El hecho de que López Obrador los haya escuchado hablar puede significar el relanzamiento de un diálogo que por momentos parece perdido”, detalló Carranza.

Este encuentro se da luego de que hace un par de semanas los Fabricantes Americanos de Combustibles y Petroquímicos (AFPM, por su sigla en inglés) se quejaron de las autoridades energéticas mexicanas en una misiva enviada al presidente de Estados Unidos, refiriendo que están en riesgo las inversiones de las empresas estadounidenses en su vecino del sur, que lleva a cabo acciones como retrasar permisos y dar preferencia a las empresas del Estado.

Al respecto, la representante de la petrolera multinacional angloholandesa Shell, con amplia presencia tanto en Estados Unidos como en México, dijo durante la cena que el gobierno estadounidense ofreció a la comitiva mexicana el miércoles que la compañía seguirá invirtiendo miles de millones de dólares en México y confió en que se resolverá el problema regulatorio, narró la empresaria Patricia Armendáriz, que asistió como parte de la delegación de empresarios de nuestro país.

Durante el evento, Sempra Energy, que en México opera a través de su filial, IEnova, reveló también que tiene en marcha una inversión de más de 1,900 millones de dólares para la construcción de una planta de licuefacción de gas natural en Ensenada, Baja Califorina, misma que servirá para exportar la molécula al mercado asiático.

Gigantes energéticas estadounidenses

• Exxon Mobil. Comercializador de combustibles automotrices y lubricantes, además de ganador de campos petroleros en el negocio uptream de la compañía. Su comercialización se ha basado en el centro del país y el Bajío, ya que cuenta con su propia red ferroviaria que arrienda a Kansas City Southern para surtirse de combustible desde sus refinerías en Texas.

• Chevron. Ganadora también de contratos de licencia para operar campos petroleros, en su llegada al país anunció la intención de llegar a 10% de participación en el mercado de comercialización de combustibles.

• Sempra Energy y su filial mexicana IEnova. Con inversiones de 9,600 millones de dólares en el país genera electricidad eólica, fotovoltaica y mediante ciclos combinados y hasta el 2018 había anunciado proyectos de almacenamiento de combustibles simultáneos en al menos cinco ubicaciones distintas desde el Pacifico hasta el Golfo y norte del país.

• Marathon Petroleum. La refinadora más grande del país vecino se ha asentado en el norte del país, donde la empresa con que se fusionó recientemente, Tesoro, es la única que logró arrendar capacidad en los ductos de Pemex durante las temporadas abiertas de la pasada administración.

• Valero Energy. Fundada en 1980 en San Antonio Texas, en México cuenta con 48 estaciones de servicio en los estados de Jalisco, Nuevo León, Coahuila, Puebla, Estado de México y Aguascalientes. Para finales de este año, tiene llegar a un total de 110 Estaciones de Servicio de Valero en el país.

El Financiero

Diario mexicano de circulación nacional especializado en economía, finanzas, negocios y política que se imprime en la Ciudad de México, propiedad de Grupo Multimedia Lauman.​ Su presidente y director general es Manuel Arroyo Rodríguez y el director editorial es Enrique Quintana​.