Foto: Especial
‘Para mí una de las cosas más importantes cuando hago cualquier película es dotarla de una complejidad más allá de lo evidente’

CIUDAD DE MÉXICO.- Eugenio Caballero regresa este domingo al Oscar con una especie de experimento cinematográfico: “Roma” de Alfonso Cuarón.

El diseñador de producción mexicano, laureado con un Premio de la Academia en 2007 por su trabajo en “El laberinto del fauno”, compite en esta ocasión por una cinta para la cual no recibió un guion de antemano.

“Pero lejos de afectar entramos a un juego distinto”, dijo Caballero en una entrevista reciente. “Fue reaprender en cierto sentido”.

El diseño de producción incluye platós, locaciones, utilería, iluminación, vestuario... Y los diseñadores de producción son responsables de crear un concepto con todos los elementos visuales y de que estén listos para cuando el director diga ¡acción!

De modo que sin un guion, lo que le quedaba era charlar tanto como fuera posible con Cuarón sobre lo que éste quería retratar, muchas veces llegando a ideas bastante abstractas.

“Nosotros queríamos hablar por un lado de la soledad de los niños, de la ruptura familiar, de la condición de la mujer en ese sentido, de un contexto sociopolítico. cómo la diferencia entre clases sociales estaba muy presente. Queríamos hablar del racismo o del clasismo que se encuentra en la sociedad mexicana”, dijo Caballero sobre las ideas detrás de “Roma”, nominada a 10 Oscar que también incluyen mejor película, dirección, actriz (Yalitza Aparicio), actriz de reparto (Marina de Tavira) y cinta de lengua extranjera.

Caballero por fin vio el guion un par de semanas antes, cuando ya estaban hechos los platós principales, incluyendo una casa (donde vive la familia que retrata la cinta) totalmente amueblada, con libros, trastos y ropa dentro de cajones que no sabía si se abrirían o no, pero que habían puesto porque imaginaban meter a los actores en ella y dejar que hicieran su vida cotidiana.