Miguel Alemán Magnani. Foto: Especial
La decisión judicial comprende participación en Interjet y otras empresas

Las cuentas de Miguel Alemán Magnani, así como las de Grupo Coral, bienes y utilidades que les corresponden de diversas empresas, entre ellas Interjet, fueron congeladas tras incumplir en el pago a Grupo Televisa de 1,248,000,000.00 millones de pesos, por la adquisición de su participación accionaria en Sistema Radiópolis (17 estaciones de radio).

Estas acciones legales iniciaron el pasado 14 de noviembre luego de que el Juzgado Noveno de lo Civil de la Ciudad de México instruyera a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores congelar todas las cuentas de los negocios de la familia Alemán, así como las personales del empresario.

Además, semanas atrás, la televisora interpuso una segunda demanda ante el Juzgado Cuadragésimo Primero de lo Civil de la Ciudad de México, con la cual fueron embargados bienes inmuebles pertenecientes a la familia Alemán, dentro de los que destacan el Centro Comercial Antara.

Lo anterior resulta particularmente crítico para Interjet, uno de los negocios más importantes de la familia Alemán, cuyas cuentas fueron embargadas este verano por el Servicio de Administración Tributaria por deudas fiscales con un valor de 30 millones de dólares y que, además, presenta un adeudo de 126 millones de pesos al Servicio a la Navegación en el Espacio Aéreo.

La situación de Interjet ya es crítica, y ahora una parte de sus utilidades estará congelada hasta que no se resuelva este litigio. Ello impactará seguramente el que Interjet pueda afrontar compromisos en el corto plazo, ya que sus principales accionistas no podrán apoyarla con solvencia.

Interjet niega que sus cuentas estén embargadas

Interjet opera con normalidad y sus cuentas no están embargadas, aclaró la empresa el sábado a través de su página de Twitter.

“En relación con algunas publicaciones hechas hoy en diversos medios. Interjet informa que se trata de información imprecisa. Todas las operaciones de Interjet se realizan con normalidad”, informó la Aerolínea.

Y precisó: “Las cuentas de la empresa no están embargadas por ninguna autoridad como erróneamente lo manejan algunos medios”.