La nave Soyuz MS-14 con el androide ruso "Fiódor" como único tripulante se acopló hoy a la Estación Espacial Internacional (EEI). Foto EFE/EPA/ROSCOSMOS
La Soyuz MS-14 fue lanzada el jueves pasado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) con el primer androide ruso, "Fiódor", que debe permanecer en la estación durante 14 días.

La nave Soyuz MS-14 con el androide ruso "Fiódor" como único tripulante se acopló hoy a la Estación Espacial Internacional (EEI) después de que el pasado sábado el primer intento resultara fallido, según informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE).

Después de casi 72 horas de tensa espera, la Soyuz se enganchó al puerto del módulo ruso Zvezdá de la plataforma orbital cinco minutos antes de la hora prevista, 06:08 hora de Moscú (03:08 GMT).

La agencia espacial rusa decidió que la Soyuz se acoplara a otro puerto después de un fallo técnico ocurrido en la EEI en la maniobra del sábado que sus tripulantes aún no han podido subsanar.

Para liberar dicho puerto, otra Soyuz, la MS-13, tuvo que ser trasladada el lunes al módulo Poisk, que también se encuentra en el segmento ruso de la plataforma.

Desde el sábado la Soyuz con "Fiódor" en su interior permaneció a una distancia de seguridad de la EEI de unos 300 metros.

En caso de que la Soyuz MS-14 no hubiera podido engancharse a la estación en el plazo de varios días, cabía la posibilidad de que hubiera tenido que ser hundida en el océano.

La Soyuz MS-14 fue lanzada el jueves pasado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) con el primer androide ruso, "Fiódor", que debe permanecer en la estación durante 14 días.

Llamado oficialmente Fedor por sus siglas en inglés (Final Experimental Demonstration Object Research), el robot fue rebautizado por la prensa del país como "Fiódor" por su similitud con ese nombre de pila ruso.

La agencia espacial rusa, Roscosmos, encargó a "Fiódor" varios experimentos, de los que él mismo informará en su cuenta de Twitter e Instagram, tras lo que regresará a Tierra.

Se espera que "Fiódor" retorne de nuevo a la estación en 2021, ya para protagonizar una caminata en el espacio exterior; fue elegido para pilotar la nueva nave espacial rusa "Federatsia" en 2022 y podría ser el primer androide en viajar a la luna.

El jefe de misiones de vuelo del segmento ruso, Vladímir Soloviov, informó de que se decidió aplazar la reparación del sistema de acoplamiento Kurs, de fabricación rusa, cuyo fallo impidió el enganche el sábado, debido a la dificultad de la operación.

La EEI está tripulada en estos momentos por los rusos Alexéi Ovchinin y Alexandr Skvortsov, los estadounidenses Andrew Morgan, Nick Hague y Christina Koch, y el astronauta italiano de la Agencia Espacial Europea (ESA) Luca Parmitano.

"Fiódor" tuitea desde el espacio y se queja de "atascos"

 

El robot humanoide ruso "Fiódor", el único tripulante de la nave Soyuz MS-14 que se acopló este martes a la Estación Espacial Internacional (EEI) de un segundo intento, publicó un mensaje en Twitter para explicar su retraso en la llegada a la plataforma orbital con un "atasco" en el camino. 

"Mis disculpas por el retraso. Me quedé atrapado en un atasco. Estoy preparado para proseguir con el trabajo", escribió el androide en su cuenta de la popular red social, donde tiene más de 8.000 seguidores. 

La Soyuz se enganchó al puerto del módulo ruso Zvezdá de la plataforma orbital cinco minutos antes de la hora prevista, 06:08 hora de Moscú (03:08 GMT), después de un intento fallido registrado el pasado 24 de agosto.

La agencia espacial rusa decidió que la nave se acoplara a otro puerto después de un fallo técnico ocurrido en la EEI en la maniobra del sábado que sus tripulantes aún no han podido subsanar.

Desde entonces, durante más de 70 horas, la Soyuz con el primer androide ruso en su interior había permanecido a una distancia de seguridad de la EEI de unos 300 metros.

En caso de que la nave no hubiera podido engancharse a la EEI en el plazo de varios días, cabía la posibilidad de que hubiera tenido que ser hundida en el océano.

 

"Fiódor" entra en estación espacial tras acoplamiento de Soyuz

 

El androide ruso "Fiódor" llegó hoy martes a la Estación Espacial Internacional (EEI) abordo de la Soyuz MS-14 que se acopló a la plataforma orbital al segundo intento después de la fallida maniobra el pasado sábado.

La NASA confirmó que el enganche había transcurrido de manera segura y que el sistema de acoplamiento automático Kurs de fabricación rusa que falló el sábado había funcionado hoy "impecablemente".

El androide ruso "Fiódor" llegó hoy martes a la Estación Espacial Internacional (EEI) abordo de la Soyuz MS-14 que se acopló a la plataforma orbital al segundo intento después de la fallida maniobra el pasado sábado. Foto: EFE/EPA/ROSCOSMOS

Ahora, la tripulación de la EEI procederá a trasladar el androide a su lugar de trabajo, según explicó Dmitri Rogozin, el director de la agencia espacial rusa, Roscosmos.

"El comandante de la EEI, Alexandr Skvortsov nos avisará cuando el robot esté ya preparado para ponerse manos a la obra", comentó Rogozin, quien descartó que el retraso en el acoplamiento afecte al plan de trabajo de "Fiódor", que regresará a la Tierra el 7 de septiembre.

Explicó que en los próximos días se comprobará la habilidad motora del androide a la hora de manipular piezas e instrumentos de pequeño tamaño en condiciones de ingravidez.

De cara al futuro, adelantó que el androide será el primer piloto de la nueva nave espacial rusa "Federatsia" que será enviada al espacio en 2022, aunque donde Roscosmos quiere hacer uso de él es en el espacio exterior.

"En realidad, para eso fue creado. Dentro de la estación no lo necesitamos mucho. La próxima etapa será garantizar el trabajo de este robot en el exterior para que puede llegar a cualquier punto de la EEI y realizar trabajos reglamentarios o de reparación", apuntó.

Rogozin también cree que "Fiódor" será uno de los protagonistas del futuro programa lunar ruso, aunque para cuando una nave rusa alunice dicho robot ya contará con inteligencia artificial.

El primer androide en visitar la EEI fue el estadounidense Robonaut -apodado R2-, que llegó a la plataforma en 2011 en el último vuelo del transbordador Discovery para realizar trabajos de reparación. 

"Este es un pequeño paso para un robot pero un gran paso para los de mi especie", tuiteó entonces. 

Con respecto al fallo del sistema Kurs, Rogozin explicó hoy que dicha pieza -una equipo de radiocomunicación- no es de fabricación nacional y adelantó que habrá que reparar el módulo con vistas a la llegada de la Soyuz con tres tripulantes prevista para el 25 de septiembre.

"Los tripulantes saben qué hacer. Lo repararemos todo en el plazo de una semana", señaló.

A su vez, adelantó que ha ordenado crear una comisión para valorar el estado de todos los bloques del EEI con vistas a la decisión de prorrogar la vida útil de la estación más allá de 2024.