Ataque en el edificio del parlamento central en Tehran.
Guardias revolucionarios han acusado a Arabia Saudita por ser los autores intelectuales de los ataques en Tehran este Miércoles, en el cual al menos doce personas murieron. El Estado Islámico reivindicó sus responsabilidades por los ataques

“Estos ataques terroristas ocurrieron sólo unas semanas después del encuentro del presidente Donald Trump y el rey Saudí quienes apoyan a terroristas. El hecho es que el Estado Islámico se ha reivindicado responsabilidad, y eso prueba que ellos están involucrados en el brutal ataque”, declararon los guardias.

Antes, el Brigadier General Hossein Salami, prometió represalias por el ataque.

“Que no quede duda que tomaremos venganza por los ataques de hoy en Tehran, y lo pagaran los terroristas, sus afiliados y quienes los apoyan”. Declaró para la agencia de noticias Mehr.

Doce personas fueron reportadas asesinadas y 43 heridos por un ataque de bomba en la capital Iraní. Los perpetradores tenían como objetivo el parlamento Iraní y el santuario del Ayatollah Khomeini.

Los ataques en Teheran fueron el primer ataque que el Estado Islámico reivindica en Irán.

 

Con información de medios