Foto: Milenio
Los edificios con capacidad para recibir unas 7 mil personas en el interior y más de 8 mil en el exterior, cubren una superficie de 37 mil metros cuadrados de construcción

Torreón, Coahuila. –Acompañado de empresarios de los estados de Coahuila y Durango, el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís inauguró hoy el Centro de Convenciones de Torreón, una obra de 400 millones de pesos que generará 250 empleos directos.

Los edificios con capacidad para recibir unas 7 mil personas en el interior y más de 8 mil en el exterior, cubren una superficie de 37 mil metros cuadrados de construcción.

Consta de 12 micro salones, un salón principal, tres salones medianos, una explanada con capacidad para siete mil personas.

En su mensaje, el mandatario coahuilense señaló que en la capital del estado será explorado un proyecto similar para construir un inmueble similar.

El Centro de Convenciones de Torreón, dijo que es unas de las obras emblemáticas que su gobierno habrá de entregar a La Laguna para que pueda enfrentar los retos de competitividad.

Destacó que actualmente Coahuila enfrenta el reto del turismo de negocios y lo está haciendo de una manera decorosa, ya que la capacidad de este centro sumará para detonar el desarrollo a partir de otro tipo de actividades.

La segunda etapa de este proyecto empezará el próximo año, con una inversión de 75 millones de pesos; se planea hacer el recinto más grande para meter maquinaria pesada de exposiciones de otro tipo.

En el nuevo Centro de Convenciones de Torreón se estará celebrando el próximo viernes la ceremonia de la Libertad de Expresión en el estado, además de que se tienen comprometidos otros eventos.

La comida de la Amistad de la Cámara de Comercio de Torreón, ya está también apartada la fecha para celebrarse ahí, asimismo Industrias Peñoles programó su convención minera con más de 3 mil asistentes.

Un lugar como el Centro de Convenciones no lo había en esta ciudad, en La Laguna, ni en Coahuila.

Adelantó que en unos dos meses más estará en condiciones de anunciar el Centro de Convenciones de Saltillo, similar al de Torreón, pero adecuado a las necesidades de aquella ciudad.