Foto: Internet
A través de su cuenta de Instagram, la actriz explicó la razón de su molestia con el gesto de la chica que robo cámara durante la entrega de los Golden Globes

Como recordaran, además de las figuras que desfilaron por la alfombra roja de la edición número 76 de los Golden Globes, hubo una chica que se robó la atención de muchos de manera intencional al colarse dentro de las fotografías de artistas como Idris Alba, Amy Adams, Jim Carrey, entre otros.

Se trata de la modelo que sostenía una bandeja con botellas de agua marca “Fiji” portando un llamativo vestido azul.

 

 

Foto: Internet
Foto: Internet

El gesto de posar en las fotos de los famosos fue tomado por muchos con humor desatando incluso una “guerra de memes” en redes sociales. Para todos fue divertido, menos para la actriz Jamie Lee Curtis quien externó en su cuenta de Instagram su descontento por esta estrategia de mercadotecnia.

"Traté de evitar a toda costa y de forma deliberada verme ligada a esas promociones absurdas de las marcas, en las que varias chicas jóvenes posaban con una bandeja llena de esos productos cerca de una cámara situada expresamente para ello. Sabía por qué el fotógrafo estaba concretamente ahí y dije claramente, y en voz alta, que yo no quería hacer publicidad para ninguna de esas marcas", compartió en su mensaje la protagonista de “Halloween”.

 

Foto: Internet

La estrella de Hollywood ha dejado claro que su irritación procede únicamente de la forma tan desconsiderada en que se llevaron a cabo estas prácticas y, sobre todo, de la falta de consentimiento previo.

"Los patrocinadores de estos eventos deben pedir permiso a la gente y no forzarlos a que poseen para una foto con sus productos. La perspectiva de esta foto muestra claramente que he querido alejarme (de la modelo del agua Fiji), y aun así aparece dentro del cuadro", ha argumentado la hija del legendario Tony Curtis al tiempo que compartía una de las instantáneas difundidas en los minutos previos a la ceremonia.