Karime Macías y el exgobernador Javier Duarte / Foto: Especial
El exgobernador reafirmó amor a su esposa al ser trasladado al Reclusorio

El tema de la captura de Javier Duarte en Guatemala, en abril de 2017, dio un giro luego de la publicación de un video en el que el exgobernador de Veracruz afirma que no se trató de una detención, sino de una entrega pactada con el gobierno de Enrique Peña Nieto a cambio de dejar tranquila a su esposa Karime Macías y a sus tres hijos.

De acuerdo con el periodista Arturo Ángel, periodista y escritor del libro “Javier Duarte, el priista perfecto (2017)”, planteó que si el pacto fue real y el gobierno federal se comprometió a no tocar a Karime “pues lo ha cumplido al pie de la letra. La orden posterior vs Karime fue de la @FGE_Veracruz, no de PGR”.

En ese sentido, detalló que cuando Javier Duarte fue extraditado a México y trasladado a al Reclusorio Norte, una agente de la PGR le preguntó si aún quería a su esposa, su respuesta fue contundente: “La amo más que nunca, nos amamos… por ella yo estoy aquí…”. Según Arturo Ángel, en la mano, Duarte de Ochoa llevaba una servilleta con un mensaje para ella, con motivo de su aniversario.

 

El periodista cuestionó a dos policías del caso, la razón por la que Macías no fue detenida, “Ellos me responden que la instrucción que tenían era cumplir la orden de aprehensión vs Duarte. Y nada más. Si había un pacto o no ellos lo desconocen”. 

Arturo Ángel añadió que un excolaborador de Duarte le comentó que el 14 de octubre del 2016, el exgobernador habría sido alertado de que se estaba girando una orden de captura en su contra. “Acto seguido llamó su fiscal Luis Ángel Bravo para pedirle el helicóptero en el que escapó…”.