Realidad. Si bien es cierto que se paga por una atención esmerada, muchas veces los médicos de centros como el IMSS y el ISSSTE son de probada calidad. Foto: Archivo
Se puede atender médicamente de dos maneras, por la vía pública o la privada, con resultados muy distintos

Cuando se siente un dolor o un malestar, se empieza a bordear por el terreno de la enfermedad. Uno espera que el dolor sea pasajero, para salir de esa zona que todos queremos evitar y regresar al de la gente sana, pero tarde o temprano necesitaremos de la atención médica.

Como en nuestro país hay una evidente desigualdad económica, hay quien puede pagar por atención y quien debe usar los servicios médicos que provee el Estado.

Este servicio tiene grandes virtudes y unos problemas igual de grandes.

EL ‘SEGURO DE LOS POBRES’

En Coahuila, el Seguro Popular tiene afiliadas a 705 mil personas que no son derechohabientes en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o en el ISSSTE o cualquier otro servicio médico.

Karen Concha, directora general de Régimen Estatal de Protección Social en Salud, detalla que el presupuesto de este año fue de 450 millones de pesos, aunque esa cantidad es variable, pues depende del índice per cápita de cada entidad.

A las personas que busquen afiliarse se les expide una póliza de cobertura por tres años y al vencerse debe renovarse, en cualquiera de los 29 módulos de reafiliación ubicados en los hospitales generales y centros de salud en Coahuila.

La cobertura del Seguro Popular es de 276 intervenciones, cuentan con un catálogo universal de servicios que abarcan cerca de 600 enfermedades que incluye el suministro de medicamento, hospitalización del paciente, terapia intensiva, entre otros servicios. Además, cuentan con cerca de mil 200 claves de medicamento.

“Cubrimos desde una gripe, vacunas, prevención, cáncer en menores de cinco años como leucemias, linfomas. En mayores de edad tenemos cobertura del cáncer de mama, cervicouterino y de próstata, pues éstas son algunas de las enfermedades más fuertes. En estos casos, la cobertura se amplía cinco años después, porque damos seguimiento para que no regrese”.

Karen Concha, directora general de Régimen Estatal de Protección Social en Salud
Cuando el Seguro Popular no puede hacer una cobertura, en el caso de las diálisis y hemodiálisis el Hospital General de Saltillo está capacitado para realizarlas”.
Karen Concha, directora general de Régimen Estatal de Protección Social en Salud

EL ‘SEGURO DE LOS RICOS’ 

En México de casi 19 millones de adultos que cuentan con un seguro, el 27 por ciento tiene de gastos médicos, según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015. El resto considera que adquirir un seguro de gastos médicos de este tipo es muy caro, pues las pólizas van de los 8 a los 20 mil pesos anuales en promedio, aunque se pueden realizar pagos mensuales o semestrales, depende de la compañía. 

Según Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la contratación de un seguro en promedio puede representar el 9 por ciento del ingreso promedio anual de una persona, pero para las personas con menores ingresos podría representar hasta un 51 por ciento de su ingreso.

Las compañías aseguradoras ofrecen el seguro de gastos médicos mayores que incluye cobertura con el pago de honorarios médicos, auxiliares de diagnóstico, gastos hospitalarios, tratamientos, aparatos ortopédicos y honorarios de enfermeras. Este tipo de servicio fija una suma económica que está estipulada en el contrato y se refleja en el deducible que se debe pagar en caso de accidente o enfermedad.

LO PRIVADO
> Hay Seguros de Gastos Médicos y Seguro de Salud, la diferencia es que éste último se enfoca a cubrir necesidades básicas como consultas médicas, estudios simples de laboratorio y medicina preventiva. Otro tipo de coberturas adicionales amplían sus servicios en el extranjero. 
> Desde noviembre del año pasado, la Condusef lanzó un simulador para que los usuarios comparen las coberturas y costos de seguros de gastos médicos mayores.

LO POPULAR

> Los requisitos para afilarse al Seguro Popular son: las CURP de todos los integrantes de la familia, identificación oficial con fotografía, y comprobante de domicilio.
> Para evitar que algunos derechohabientes cuenten con una doble cobertura en salud, desde el año pasado este servicio médico logró empatar los padrones de derechohabientes del Seguro Social y del ISSSTE.